ACTO EN QUINTANAR DEL REY

Page cerrará la campaña en la provincia donde "el PP más se ha cebado"

El candidato del PSOE a la Presidencia de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, cerrará la campaña electoral en la ciudad de Cuenca, una provincia donde el Partido Popular se ha "cebado" poniendo "palos en las ruedas" y ubicando aquí el "marrón" que alguien se "tenía que comer" que supone el Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos nucleares en Villar de Cañas.

Además, ha confesado que "lo que pase en Cuenca puede ser determinante para la estabilidad en Castilla-La Mancha" y ha añadido que "esta vez la provincia de Cuenca decide mucho", durante un acto público en la Casa de la Cultura de Quintanar del Rey (Cuenca) ante unas 300 personas.

Lo que ha pasado con esta provincia es algo que no ha visto en su vida, ha admitido el socialista. "Llegar el presidente con una idea, con otra, con un proyecto" y ellos "poniendo palos en la ruedas". De ahí que haya argumentado que a esta provincia "hoy más que nunca le conviene que no gobiernen aquellos que ponen al PP por encima de los intereses de la gente".

Algo que, en su opinión, ha sucedido con el ATC, que fue "lo único que trajo aquí Cospedal". Así, se ha preguntado "qué empleo va a dar un agujero de cemento", criticando que la expresidenta autonómica eligiese "el peor sitio" pues "la gente del pueblo dice que aquí siempre se ha movido la tierra", valorando lo que ello supone para la seguridad de los habitantes.

Al hilo de ello, ha mostrado su preocupación por el hecho de que los 'populares' "sigan tomando el pelo" a la gente, como en su opinión sucede con el candidato del PP a la Presidencia de la Junta, Paco Núñez, preguntándose cómo es posible que cuando era alcalde de Almansa (Albacete) encabezara manifestaciones diciendo que "bajo ningún concepto podría ir a su municipio ese basurero, porque era peligroso, inseguro y un atropello". Dicho esto, ha pedido a la gente que no tenga "miedo" y vote a los socialistas el día 26.

Urnas llenas de rosas

Previamente, el candidato a la alcaldía, Martín Cebrián, ha lamentado que haya gente en el pueblo que les está "haciendo la vida imposible con los tejemanejes que hacen" y se dediquen a "enfrentar a unas familias con otras", pero se ha mostrado convencido de que aquí van a ganar por mayoría absoluta.

A García-Page le ha pedido una residencia de mayores, primer punto de su programa electoral, ya que la actual es "sumamente pequeña", infraestructura que el presidente regional ha dicho que tendrá Quintanar del Rey. En relación a otras fuerzas políticas que puedan contribuir a que gobierne el PP, el candidato a la alcaldía, ha asegurado que "hoy no es su momento", instando a votar para que las urnas se llenen de rosas.

La candidata número dos al Parlamento autonómico, Joaquina Sanz, se ha comprometido a defender los derechos de los ciudadanos de la provincia y de la tierra, agradeciendo el trabajo "duro" del Ejecutivo regional para levantar esta comunidad autónoma "que estaba como un erial", y pidiendo a los presentes que cojan "del bracete" a sus conocidos para ir a votar al PSOE el domingo 26 de mayo.

El apagón y el espontáneo

De su lado, el actual alcalde, Miguel García Cebrián, visiblemente emocionado, ha dado las gracias por el calor recibido estos años en el Ayuntamiento, mostrándose a disposición de todos "hoy y mañana".

Mientras intervenía, y durante apenas un minuto, se ha producido un apagón en la Casa de la Cultura, siendo el propio regidor municipal el que se ha bajado del escenario --mientras los asistentes intentaban iluminar la oscuridad del salón con sus móviles-- y ha arreglado el problema, bromeando con que este incidente "no estaba en el guión".

Pocos minutos después, y ya con el candidato a la Alcaldía en el uso de la palabra, un señor mayor se ha levantado de su asiento y, antes de despedirse de los presentes en voz alta, ha saludado a García-Page, al que se ha presentado como José, de 91 años, y ha lamentado la presencia de papeles en las calles del municipio. Lo que quiere, ha explicado al auditorio --pendiente de la conversación-- el regidor actual, es tener "el pueblo más limpio de la contorna".

Atención temprana

En la anterior parada de su caravana electoral, el presidente de Castilla-La Mancha y candidato del PSOE a la reelección, había una Ley de Atención Temprana universal el primer año de legislatura, si logra revalidar el cargo en las elecciones autonómicas del próximo 26 de mayo.

Durante un encuentro con representantes sociales en La Solana (Ciudad Real), García-Page ha considerado que "no hay mejor inversión moral" que intentar detectar los problemas de los niños de 0 a 3 años, y ha resaltado que Castilla-La Mancha será pionera en España en relación a la elaboración de esta normativa.

Asimismo, ha apuntado que, aunque ya se lo pidió al presidente del Gobierno de España en funciones, Pedro Sánchez, se lo recordará este domingo en el acto electoral que protagonizarán en Albacete, de manera que le trasladará que la "universalización del derecho" a la atención temprana sería "un importante ahorro en salud e incluso económico".

Además, ha agregado que se sumaría a la universalización de la sanidad que consiguió el expresidente del Gobierno Felipe González, a la generalización de las pensiones, a la universalización de la educación gratuita y obligatoria y de la dependencia que impulsó el exjefe del Ejecutivo central José Luis Rodríguez Zapatero.

"Si estamos en condiciones de detectar, prevenir y atender una enfermedad desde el primer día, por qué esperar", se ha preguntado el candidato socialista a la Presidencia de la Junta de Comunidades, que ha añadido que "moralmente no merece la pena esperar, nos hace peor sociedad".

Según el programa electoral del PSOE, la futura Ley de Atención Temprana será "universal, pública e inclusiva" y proporcionará apoyos especializados en coordinación con los ámbitos social, sanitario y educativo a los niños con discapacidad o en riesgo de padecerla, e incluirá esta posibilidad de apoyos en los centros de atención temprana hasta los 6 años, si fuera necesario.

También en materia social, García-Page ha adelantado su objetivo de poder inaugurar y poner en servicio las 40 infraestructuras sociales que no le ha dado tiempo a abrir al Gobierno regional en esta legislatura, del total de 122 centros que quedaron acabados en las etapas de José Bono y José María Barreda, y que a pesar de que "no costaban y ni siquiera valía mantenerlos, se ocultaron y negaron durante cuatro años", los del Gobierno de Cospedal, ha dicho.

Y ha incidido en que cuando tomó posesión del cargo de presidente regional hace cuatro años, de las cosas que más le "dolieron" fue encontrar 122 infraestructuras sociales, de las que ha reconocido que solo ha podido abrir 40 en esta legislatura, por lo que ha pedido el apoyo de los ciudadanos para poder "amueblarlos, adecentarlos o terminar alguna pequeña obra" para poder abrirlos.

García-Page ha estado acompañado en este acto por dos consejeros del Gobierno regional, la de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, y el de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, que también forma parte de la candidatura municipal de La Solana, aunque ocupa el último lugar.

Los dos consejeros han asistido de igual modo a un encuentro previo con empresarios en el Parador del municipio ciudadrealeño de Manzanares, donde García-Page ha asegurado que "siempre habrá alguien al otro lado del teléfono para atender a los empresarios", al tiempo que ha incidido en que "la estabilidad es básica y para que la haya en la economía, la tiene que haber en la política".

También en Manzanares ha firmado el compromiso diario con la región, que en esta octava jornada de campaña electoral consiste en "pelear" por un acuerdo nacional para la gratuidad de la primera matrícula y mejorar las becas y ayudas al estudio, doblar los recursos e impulsar las nuevas titulaciones universitarias y acabar el nuevo Campus de Guadalajara, así como diseñar una estrategia regional de Investigación, Desarrollo e innovación (I+D+i).

COMPARTIR: