Tolón impedirá que los colegios toledanos abran el lunes al no poder garantizar la seguridad total

La alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, se mantiene en su postura de impedir que los colegios de la ciudad abran sus puertas a partir del próximos lunes, asegurando que tras la instrucción dictada por la Consejería de Educación en la que, según considera, otorga a los ayuntamientos la potestad de decidir, la decisión es mantenerlos cerrados.

En lo que ha sido su octava rueda de prensa telemática consecutiva desde que la nieve empezara a caer en Toledo el pasado sábado, la regidora municipal ha enfatizado que, tras la instrucción recibida, ya ha dicho "verbalmente y por carta" a la Junta que "no es seguro abrir el lunes" y los motivos "están claros".

Tras recalcar varias veces que esta decisión no es sólo municipal, sino que va acompañada del mandato del Consejo Escolar municipal, ha abundado en que la actividad presencial tendrá que retomarse "cuando esté garantizada la seguridad para toda la comunidad educativa".

No sólo son los accesos, sino también las comunicaciones, los patios o los edificios, extremo este último que, a lo largo de toda la semana, ha reiterado que es competencia autonómica. Aunque "es la Junta quien tiene que decir si hay o no clase", asegura que el Gobierno autonómico "tiene que atender lo que ha dicho la comunidad educativa".

"Hablo como madre. Los niños van a tener que estar en las clases sin poder salir muchas horas, con condiciones difíciles, con patios congelados y con cubiertas heladas. Creo que es importante que se cumplan todas las condiciones de seguridad, lo saben las autoridades educativas", ha subrayado.

En este sentido, EL DIGITAL CLM adelantaba cómo varios centros de la capital han pedido formalmente en la tarde de este viernes alargar este cierre.

Aunque aún no sabe decir hasta cuándo debe mantenerse el cierre de las aulas, ha indicado que si bien cerrar colegios no es competencia municipal, el Ayuntamiento sí tiene "competencia moral" para no abrir las puertas.

Si bien recalca que la competencia de su Ejecutivo no contempla la educativa, entiende que tras la instrucción enviada por la Junta en la tarde de este viernes es el propio Gobierno autonómico quien "se quita" esa responsabilidad "para dársela a ayuntamientos y directores de colegios".

Además, ha desvelado que cuenta con un listado de deficiencias notificadas por los propios centros y cartas de directores de colegio explicando las dificultades que pueden existir a la hora de abrir los centros.

"Me gustaría que en este caso la Junta hubiera dicho si sí o si no, pero no me importa", ha zanjado Tolón a preguntas de los medios.

Medio millar de personas trabajando

Tolón ha repasado las actuaciones llevadas a cabo durante este viernes para ir recuperando la normalidad. Así, ha detallado que un dispositivo de 500 personas y 45 máquinas de diversos tamaños y para distintas funciones han seguido trabajando en la limpieza de las calles, en esta ocasión intensificando las labores más allá de las calzadas para despejar también las aceras.

Como actuaciones más destacadas, ha citado el remonte de Safont a cargo de la BRIF; las entradas a centros sociosanitarios, farmacias y comercios, algo que hay que "seguir reforzando"; o paradas de autobús y zonas de aparcamiento. Se pretende ahora dar prioridad a las zonas de aparcamiento reservadas para personas con discapacidad, tal y como ha señalado.

De otro lado, Antequeruela y Covachuelas, en la bajada de Azacanes, se está afrontando por fin de la mano del Ejército; y en los entornos de los colegios, "una prioridad".

Dos líneas de autobús más desde el sábado

En cuanto al servicio de autobús habilitado por primera vez durante este viernes desde su cierre, ha valorado positivamente su funcionamiento, y a partir de este sábado habrá más conexiones con los hospitales de las Tres Culturas y con el de Parapléjicos.

Así, las líneas 81 y 82 serán las primeras líneas regulares que reanuden su actividad desde mañana, además con sus frecuencias habituales.

La recogida de basuras empieza a volver a la normalidad y el siguiente paso será quitar la nieve de las llamadas islas ecológicas. Además, la recogida de residuos de comercios ya se ha repuesto.

Varias decenas de toneladas de sal han vuelto a repartirse a lo largo de los trece puntos de entrega, un extremo ante el que ha reconocido problemas de organización el jueves, pero resueltos este viernes.

Sobre los puntos de reparto de agua potable habilitados por el Ayuntamiento ante posibles cortes de agua por roturas y averías de la tubería, han funcionado "aunque con algún retraso debido a congelaciones". Mañana estarán de nuevo habilitados en diez puntos, con tres adicionales en calle Alemania o Paseo del Tránsito.

La atención a personas sin hogar sigue adelante, Policía Local y bomberos siguen atendiendo incidentes y técnicos municipales avanzan en la auditoría de daños en colaboración con el Colegio de Arquitectos.

San Justo, San Pedro Mártir o Jesuitas son algunos de los monumentos de la ciudad que han sido analizados para incorporarse como objeto de ayudas derivadas de la declaración de zona catastrófica.

Aunque no se han detectado grandes daños, sí ha precisado que se han comprobado deficiencias en el asfalto de la ciudad, que en algunos casos ha empezado a abrirse.

Compartir