15 de septiembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

AGUSTINA GARCÍA, MUY CONTUNDENTE

La consejera pide respeto a las decisiones técnicas sobre el trasvase ante la subida de todo en Levante

La consejera de Fomento, Agustina García, ha pedido hoy respeto para las decisiones técnicas en relación al travase Tajo-Segura y ha cuestionado algunas declaraciones que se están haciendo desde el Levante español "que tienen poco que ver con un tono democrático".

A preguntas de los periodistas, García se ha preguntado por qué desde el Levante, en particular desde el Sindicato Central de Regantes del Tajo-Segura (SCRATS), se aplaudían decisiones que se tomaban hace unos meses desde un punto de vista técnico y ahora critica las critican porque el trasvase autorizado por la Comisión Central de Explotación del Trasvase Tajo Segura ha sido de 7,5 hectómetros cúbicos para abastecimiento humano.

En particular, ha lamentado "ciertas declaraciones que se están haciendo desde la zona del Levante español que evidentemente poco tienen que ver con un tono democrático" y ha considerado que "nadie puede" hacer exigencias "de la manera que lo están haciendo, y sobre todo hablando de una guerra".

Y ha aseverado: "El Gobierno de Castilla-La Mancha no quiere hablar de guerra y muchísimo menos de la guerra del agua, lo que queremos es que haya decisiones justas y parece que algo se estará acertando por parte del Ministerio cuando nos encontramos con este tipo de declaraciones, fuera de tono y sobre todo fuera de ese tono democrático que creo que todos hemos conseguido en relación al agua".

"Se puede reivindicar, se puede opinar, por supuesto, pero no evidentemente hablar de imposiciones y sobre todo intentar manipular determinadas decisiones desde un punto de vista técnico", ha considerado García, que ha insistido en preguntar por qué se critican ahora las decisiones que se aplaudían hace unos meses.

A su juicio, lo que hay, evidentemente, es "una clara oposición a que el agua se quede dónde se necesita, que también es aquí en Castilla-La Mancha", porque los embalses de la cabecera del Tajo están todavía a un 20 por ciento de su capacidad de almacenamiento"

García ha argumentado que "no sobra agua en Castilla-La Mancha, en los pantanos de cabecera, en el Tajo medio donde no hay un caudal ecológico que se esté cumpliendo y encima está contaminado por el Jarama", y ha dicho que Gobierno regional espera que la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, mantenga su posición en la reunión que mantiene hoy con el presidente de Murcia, Fernando López Miras.

Con respecto ha esta reunión, ha abogado por que "el Gobierno de Murcia y su presidente hagan lo que consideren, pero que no pierdan el tono democrático y que acepten las decisiones técnicas, que hace meses valían y ahora ya no valen".

Según la consejera de Fomento: "Detrás no deja de haber un criterio de que quieren más, una voracidad del Levante que siempre quiere más y más, como se pone de manifiesto al comprobar la situación en la que se encuentran los campos de la zona de Murcia y de Levante, que no pueden asumir la cantidad de agua que ha caído y aún así siguen pidiendo más".

Reestructuración de cultivos en Levante

En Levante "tienen que analizar lo que necesitan, tienen que hacer una reestructuración de sus cultivos, adaptar lo que cultivan a lo que tienen actualmente", ha sugerido García, que ha añadido que ella estaría muy preocupada "si fuera consejera de una región donde mi desarrollo lo estoy poniendo en base a una tubería que incluso durante meses no ha estado funcionando".

Al respecto, se ha preguntado cómo puede ser que el PIB haya crecido durante 11 meses en el sector agroalimentario de Levante y Murcia cuando no ha habido trasvase por las circunstancias climatológicas y ha considerado que ha sido "porque evidentemente no lo necesitan, porque han estado regando con otro agua que tienen".

"Nunca nos hemos negado a trasvases para abastecimiento humano y entendemos que hay unos criterios técnicos del Ministerio que han aconsejado su aprobación", ha apuntado García, que ha subrayado que "evidentemente no buscamos una guerra, buscamos entendimiento y sentido común en relación al agua y el sentido común dice que no sobra agua en los pantanos de cabecera y si no sobra no se puede dar".

COMPARTIR: