14 de noviembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

DECLARACIONES DE MANUEL MARISCAL

El sorprendente resultado que Vox espera tener el 10-N en Castilla-La Mancha

Vox aspira a lograr cinco escaños en Castilla-La Mancha en las elecciones generales del 10 de noviembre, uno por provincia, según apunta el cabeza de lista de esta formación por Toledo al Congreso, Manuel Mariscal, quien destaca que los ciudadanos valoran de su partido "que tiene el mismo discurso esté donde esté".

En una entrevista concedida a la Agencia Efe con motivo de los comicios que se celebran este domingo, Mariscal comenta las perspectivas electorales de su partido y las encuestas, que apuntan a que este partido lograría mayor representación que en las elecciones del 28 de abril, cuando Vox obtuvo un diputado por Toledo (el que ocupó Mariscal) y otro por Ciudad Real que recayó sobre Ricardo Chamorro.

"Estamos muy ilusionados con esta campaña, pero no por lo que dicen las encuestas, sino por lo que se ve en la calle, los actos se llenan, crecemos en afiliación y tenemos una militancia más movilizada", asegura Mariscal.

Así, se muestra confiado en que Vox podría obtener cinco escaños por Castilla-La Mancha, de forma que a los de Ciudad Real y Toledo se sumarían los diputados por Cuenca, Albacete y Guadalajara porque en estas provincias Vox se quedó "a 3.000 votos" de conseguir representación y afirma que ahora sí lograrán los apoyos que faltaron en abril e incluso baraja mejorar resultados en Toledo, hasta los dos escaños.

En cualquier caso, sostiene que en Vox "tienen claro" que los escaños que obtenga este partido "van a decir que 'no' siempre a Pedro Sánchez" y que no van a facilitar un gobierno del PSOE "ni con la abstención ni con el sí", una postura que según Mariscal no mantienen PP y Cs.

Una mayoría distinta

Con todo, contempla que a nivel nacional se pueda producir un escenario en que "pueda haber una mayoría distinta a la del PSOE", como por ejemplo ocurrió en Andalucía, donde "Vox pueda influir en la política, sin estar en los gobiernos, pero consiguiendo que no gobierne la izquierda y en caso de que gobierne el PP, que no aplique medidas de izquierdas".

En cuanto a su programa electoral, Mariscal admite que Vox lleva las mismas propuestas que el 28 de abril y lo valora, porque "no se ha cambiado el discurso y eso al final el votante lo valora".

"Tenemos un discurso que no cambia en el tiempo ni en el lugar donde lo decimos", afirma Mariscal, que incide en que, sin embargo, lo que sí ha cambiado ha sido "la situación política del país", y argumenta que "en Cataluña se sigue cediendo ante los separatistas, no teniendo una política contundente para acabar con ese discurso totalitario".

Ante esta situación, Vox propone que "la única alternativa viable para acabar con esa lacra del nacionalismo en Cataluña es aplicar la ley, aplicar el 155, disolviendo los Mossos d'Esquadra, suspendiendo la autonomía de Cataluña, cerrando TV3 y que se empiecen a devolver las competencias que se han cedido a los separatistas".

Sin embargo, Mariscal lamenta que la campaña electoral está "centrándose en los temas que se imponen por parte de Sánchez", como la exhumación de Francisco Franco del Valle de los Caídos y la cuestión catalana, pero señala que en términos generales se está viviendo "una emergencia social" que a su modo de ver también se produce en la provincia de Toledo, y que afecta a estudiantes que se tienen que marchar a otras provincias tras acabar sus estudios o a los agricultores y ganaderos, entre otros colectivos.

Propuestas

En cuanto a propuestas concretas para esta provincia, como la continuidad o no del trasvase Tajo-Segura, Mariscal opina que "los trasvases no son malos, lo que ocurre es que se ha gestionado mal" y por ejemplo señala que una posible solución para la sequía de las lagunas de Villafranca de los Caballeros sería un trasvase, por lo que defiende un Plan Hidrológico Nacional que conlleve la construcción de infraestructuras, como depuradoras, que permitan que el agua del río sea de calidad.

Para combatir el desempleo, Mariscal propone bajar el Impuesto de Sociedades al 20 por ciento, para que los empresarios dispongan de más dinero para contratar y, en cuanto al tren, pide inversiones suficientes para garantizar un "tren digno y seguro" que comunique el norte de la provincia.

Sobre la despoblación, sugiere dotar a los pueblos pequeños de los servicios suficientes para hacer atractiva la vida en ellos e indica que el dinero para costearlo podría llegar de restarlo de las autonomías e incluso plantea la devolución de competencias al Estado, como sanidad o educación.

Aunque se muestra consciente de que para la supresión de las autonomías es necesario un acuerdo "amplio en el Congreso que ahora no existe", defiende que la administración de servicios sería más eficiente si se realizara desde el Gobierno central a través de las diputaciones y los ayuntamientos.

COMPARTIR: