LA POLICÍA LOCAL DE TOLEDO ORDENA EL FLUJO DE VEHÍCULOS

Colas de coches para acceder a Luz del Tajo a causa de las limitaciones de aparcamiento y del Covid

Las colas de coches están siendo las protagonistas en la tarde de este sábado en las inmediaciones de Luz del Tajo. Las consecuencias de la borrasca Filomena, que ha dejado muchas plazas de aparcamiento inaccesibles para los vehículos, ha motivado una serie de limitaciones que se están traduciendo en atascos en todas las entradas a este complejo comercial de Toledo. A ellas se suman las propias de la Covid-19, que exige que se cumpla un aforo inferior al 30 por ciento. 

Ya en la entrada directa desde la autovía A-42 se puede encontrar una fila de coches parados en la vía de servicio y, en la entrada a los accesos al centro comercial, la Policía Local dirige el tráfico para limitar la entrada de vehículos y evitar que el parking se convierta en una ratonera y al mismo tiempo se excedan los aforos. 

No es mucho mejor el segundo acceso, el que tiene Luz del Tajo y que conecta con el barrio de Santa María de Benquerencia gracias a la rotonda del Hospital Universitario. De nuevo, en él se encuentra una fila de coches que ven cómo al llegar al acceso se limita su entrada, desviándose el tráfico hacia las calles aledañas para evitar embotellamientos. 

Y es que ni el estado en el que se encuentran las vías toledanas ni el hecho de que la ciudad se encuentre en nivel 3 en cuanto a medidas de control del Covid-19 han evitado que numerosos toledanos se hayan desplazado hasta Luz del Tajo o La Abadía, donde también ha tenido que acudir la Policía Local a cortar el tráfico para restringir la afluencia. La situación que se ha visto agravada por la falta de plazas de aparcamientos que ha causado la borrasca de la pasada semana. 

El Ayuntamiento ha intervenido

El concejal de Movilidad y Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Toledo, Juan José Pérez del Pino, ha informado este sábado de que la Policía Local se ha visto obligada a cortar la entrada de vehículos a los centros comerciales de la ciudad -Luz del Tajo y Abadía-, al superarse los niveles de aparcamiento determinados en la resolución de la Junta de Comunidades que sitúa a Toledo en nivel 3 por coronavirus.

Al verse rebasada en ambos espacios comerciales la ocupación permitida, los agentes de la Policía Local han procedido a cerrar y controlar los accesos tanto del Luz del Tajo como de la Abadía desde las 17.00 horas de este sábado para garantizar la seguridad. Si bien se está permitiendo la entrada de nuevos coches en función de las salidas que se van produciendo del aparcamiento.

Las gerencias de ambos centros comerciales pidieron al Ayuntamiento colaboración para evitar este tipo de situaciones en sus establecimientos, ha explicado Juan José Pérez del Pino, quien ha indicado que con la entrada en vigor de la resolución de nivel 3, la Policía Local ha duplicado la dotación de efectivos para poner en marcha un operativo complementario de vigilancia al margen de atender las incidencias derivadas del temporal de nieve.

Compartir