21 de septiembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

CRÍTICAS

Comparan las subidas de sueldo de los políticos con lo que está pasando con las enfermeras en CLM

El sindicato de enfermería Satse ha afeado este martes que algunos responsables públicos se hayan subido el sueldo hasta más de un 40 por ciento, una vez que han asumido sus nuevos cargos tras las elecciones, mientras que enfermeras y fisioterapeutas "continúan sufriendo los recortes de la crisis".

En nota de prensa, la organización sindical ha señalado que las enfermeras solo han tenido una subida anual del 2 por ciento después de haber perdido desde 2010 en torno a un 30 por ciento de poder adquisitivo.

Por este motivo, ha denunciado la "doble vara de medir" de algunos políticos a los que, a su juicio, "no les duelen prendas" a la hora de subirse el sueldo en cuanto llegan al cargo con el argumento de que quieren equipararse a lo que se cobra en otras administraciones.

Mientras tanto, miles de trabajadores públicos siguen en una situación "precaria", desde que se redujeron sus salarios en un 5 por ciento en 2010, y de manera más gravosa en el caso de las enfermeras, a las que se quitó el seis por ciento en su nómina mensual, ha lamentado Satse.

De hecho, el sindicato ha recordado que desde hace meses ha reclamado que se apruebe una primera subida salarial de, al menos, el 6 por ciento en 2019 y que se acuerden posteriores incrementos que permitan a las enfermeras y fisioterapeutas recuperar "de manera progresiva pero no muy dilatada en el tiempo" el poder adquisitivo perdido.

Además, ha indicado que estos profesionales de la sanidad han dejado de cobrar desde hace nueve años entre 400 y 450 euros en cada paga extra (verano y Navidad), lo que hace un total de entre 800 y 900 euros cada año.

"Es totalmente ilógico y contradictorio que los políticos argumenten que se ha salido de la crisis hace tiempo para subirse el sueldo y no propicien lo mismo entre el colectivo de empleados públicos, en especial las enfermeras y fisioterapeutas, los cuales siguen pagando las consecuencias de algo que ellos no provocaron", ha considerado la organización sindical.

COMPARTIR: