DESDE SE PUEDE VILLARROBLEDO

Exigen a Viña Rock explicaciones y facilidades para aquellos que tienen la entrada

Se Puede Villarrobledo ha exigido a la empresa concesionaria de Viña Rock que dé explicaciones y ponga facilidades a quienes compraron una entrada, ofreciendo la posibilidad de elegir entre devolución íntegra (gastos de gestión incluidos) o su sustitución por una entrada del año siguiente."A cinco semanas del inicio reprogramado del festival para las fechas 8, 9, 10 y 11 de octubre, aún no hay un comunicado oficial de cancelación. La gente necesita respuestas y la marca no puede permitirse esta falta de seriedad", han señalado.

“En aquel primer momento de máxima incertidumbre nos pareció prudente la nueva fecha por si acaso aún cabía alguna posibilidad de celebrar la 25 edición en este 2020", ha explicado Mario de la Ossa, concejal de SPV-Podemos en Villarrobledo. "Hoy, 2 de septiembre, a 5 semanas del inicio de la edición según lo anunciado en la web de la empresa adjudicataria, el festival se celebrará en los días 8, 9, 10 y 11 de octubre, pudiendo adquirirse las entradas al elevado coste de 85 euros".

Desde Se Puede Villarrobledo-Podemos-Equo han denunciado "la pasividad de la empresa adjudicataria a la hora de responder a los fieles seguidores del festival ante sus demandas de información". "Nos encontramos ante un escenario de inicios de septiembre plagado de rebrotes, con una curva de contagios ascendente que, pese a los esfuerzos titánicos de la administración, solo se doblegará incrementando las medidas de distanciamiento social. Cualquiera que conozca mínimamente el festival sabe que Viña Rock y distanciamiento social son términos difícilmente conjugables".

SPV-Podemos entiende que la cancelación de la edición 2020 y el aplazamiento del 25 aniversario a 2021 es imperativo en un contexto de "responsabilidad civil y social",  ya que "toda la sociedad está haciendo sacrificios para garantizar la seguridad sanitaria por encima de sus intereses". “Congregar en el corazón de La Mancha a más de 120.000 personas procedentes de toda la geografía española no es solo un riesgo sanitario inaceptable en este momento dada la situación de rebrotes, sino que también es una insensatez organizativa que nos abocará a una edición de fracaso completo”, ha remarcado el concejal de SPV-Podemos.

Además, han denunciado que la gestión 100 % privada de la organización del festival es la responsable de no poder ofrecer a la ciudadanía "una solución pactada y de acuerdo con sus intereses y no a los de una empresa". “Una vez más tomamos aire y nos cargamos de argumentos de cara al próximo final del contrato con la adjudicataria para que el Ayuntamiento de Villarrobledo tome la posición de liderazgo de su festival que jamás debió permitir perder.”

Desde la formación morada han remitido un burofax a la empresa adjudicataria de Viña Rock, exigiéndole información, explicaciones y transparencia. También les exhortan a que den a elegir a la gente entre devolución de la entrada o su cambio por la de la edición 2021. Por último, SPV-Podemos-Equo se ha puesto en contacto con FACUA para tratar de agilizar los trámites y defensa de los intereses de los consumidores en esta situación.

Compartir
Update CMP