SUCESOS

Juzgan en Ciudad Real a una mujer por prostituir a su hija cuando era menor de edad

La Audiencia Provincial de Ciudad Real juzgará la próxima semana a una mujer acusada de prostituir a su hija menor y discapacitada, para la que el fiscal pide 14 años de prisión, la misma pena que solicita para cinco hombres con los que la procesada la obligó a mantener relaciones sexuales. 

El ministerio público acusa a los seis procesados de ser los presuntos autores de un delito de prostitución de menores y de otro delito de abusos sexuales con acceso carnal a menores de 13 años, según se indica en el escrito del fiscal. Según detalla el fiscal, la acusada prevaliéndose de su relación afectiva derivada de la relación materno filial y su discapacidad psíquica, propiciaba que la menor (que ahora ya tiene la mayoría de edad) tuviera encuentros de naturaleza sexual con el resto de los acusados, "recibiendo en la mayoría de las ocasiones cuantías monetarias o regalos tales como tabaco".

La madre llegaba a entregar el número de teléfono móvil de su hija a fin de que éstos pudieran entablar con ella conversaciones de contenido sexual o concertar los encuentros de esta índole. Y en determinadas ocasiones, llegó a requerir a su hija que llamara a los acusados, con el fin de concretar hora y lugar de los encuentros, según relata el fiscal en el escrito de conclusiones provisionales del juicio, que se celebrará el miércoles 18 de abril y el jueves 19 de abril en la Audiencia Provincial de Ciudad Real.

Se enfrentan a graves condenas

El fiscal considera a los cinco hombres autores de un delito de prostitución de menores y a la madre cooperadora necesaria, por el que pide que cada uno de los seis procesados sean condenados a una pena de cinco años de prisión y a la madre además de que sea privada de la patria potestad. También entiende que los seis son autores de un delito de abusos sexuales con acceso carnal a menores de 13 años, por lo que pide una condena para cada uno de ellos de nueve años de prisión.

Y en concepto de responsabilidad civil, pide que indemnicen conjunta y solidariamente con 30.000 euros a la chica, por los daños morales sufridos, por el miedo a sus agresores y a su madre, por la sintomatología postraumática y por problemas de relación con adultos del sexo masculino.

COMPARTIR: