SI REVALIDA SU MANDATO COMO PRESIDENTE

Page tiene preparado el presupuesto de 2019 pero lo presentará después de las elecciones autonómicas

Emiliano García-Page, presidente de Castilla-La Mancha
Emiliano García-Page, presidente de Castilla-La Mancha

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha asegurado que su Gobierno tiene preparado un anteproyecto de ley de Presupuestos para 2019 que podría aprobarse en el corto plazo siempre y cuando se despejen las incógnitas en cuanto a los Presupuestos Generales del Estado, después de que PP y Cs bloquearan en el Senado la senda de déficit, premisa previa para continuar con su tramitación parlamentaria.

En una entrevista con Europa Press, ha recordado que en todo caso el presupuesto vigente, que se prorrogará para el próximo ejercicio, está diseñado "con la mentalidad" de que pudieran prolongarse más allá de 2019 "sin ningún problema".

No obstante, el titular del Ejecutivo regional ha avisado, si PP y Cs siguen bloqueando los presupuestos nacionales entorpeciendo que la nueva senda de déficit tenga luz verde, lo que no va a hacer es "castigar a los funcionarios y ciudadanos de Castilla-La Mancha".

"No voy a importar a la región ese bloqueo, porque supondría más recortes. Mi voluntad es no sólo terminar de reconstruir el Estado del Bienestar, sino subir otras dos plantas más", ha aseverado.

García-Page ha insistido en que, aunque su Gobierno está preparado para sacar adelante las cuentas sí se aclara el panorama nacional, las tramitará en cuanto inicie la próxima legislatura si revalida su mandato, con un texto que está "más que preparado para dar un nuevo empuje a la Sanidad o a la Educación", reclamando al mismo tiempo "una mejor financiación autonómica".

Este presupuesto contempla "beneficios para la Función Pública, la Sanidad, la Educación y las prestaciones sociales", además de contar con "una dosis de inversión pública".

Si no pudiera iniciar el trámite parlamentario para su aprobación por el bloque nacional impuesto por PP y Cs, aceleraría la hoja de ruta en caso de revalidar el Ejecutivo castellano-manchego, y tras conformarse el nuevo Parlamento autonómico así como el nuevo Gobierno "en una semana estaría el texto preparado".

Eso sí, "sin engañar a la ciudadanía", ya que todavía queda pendiente de que el Gobierno estatal "arregle el problema de contabilidad" relacionado con el IVA y que podría repercutir en 130 millones de euros más para la región, dinero suficiente para, por ejemplo, "acabar con las obras de dos grandes hospitales".

"No vamos a jugar con eso ni queremos engañar con presupuestos falsos. Queremos que sean realistas", ha enfatizado.

Abundando sobre el bloqueo que la mayoría del PP impone en el Senado para que los Presupuestos Generales del Estado sigan adelante con su tramitación, Emiliano Garcí-Page ha considerado "un despropósito" que le pelea se centre en "unas décimas de déficit" para acabar "bloqueando también el oxígeno que entra".

"No quiero que la región se asfixie, pero tengo claro que antepondré los intereses de la ciudadanía de Castilla-La Mancha a la veleidades e intrigas del Congreso de los Diputados", ha finalizado.

La situación nacional

Sobre la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado actualmente bloqueados en su fase de la Cámara Alta, ha dicho que si finalmente no salen adelante no habría necesidad de convocar elecciones "automáticamente", pero sí que "empezaría la cuenta atrás" para hacerlo.

"No creo que este Gobierno esté en la disposición de aguar a cualquier precio", ha dicho García-Page, quien en todo caso sigue insistiendo en su postura de que unos comicios generales no deberían coincidir con las autonómicas y municipales del 26 de mayo.

"Puede pasar de todo, pero hoy por hoy se aventura todo como muy complejo", ha opinado el presidente autonómico.

COMPARTIR: