MUNICIPAL

Una empresa de Albacete se encargará de renovar la antigua comisaría de Simón Abril

FOTO: Ayuntamiento de Albacete. FOTO: Ayuntamiento de Albacete.

La empresa albaceteña Elezeta SL ha sido propuesta por la Mesa de Contratación del Ayuntamiento de Albacete como adjudicataria de las obras de rehabilitación de la antigua comisaría del Paseo de Simón Abril en la ciudad manchega, actuación que transformará este singular edificio en una biblioteca y un espacio de reflexión y debate en torno a la ciudad.

El concejal de Urbanismo y director de EDUSI, Roberto Tejada, ha recordado que fueron cuatro las empresas que presentaron ofertas para la restauración de este edificio. Examinadas las mismas, la propuesta de la Mesa de Contratación es que sea Elezeta SL quien la realice, siempre y cuando acredite la documentación requerida por el servicio de contratación, paso previo a la firma del contrato.

"La recuperación de este edificio, que está catalogado como protegido, después de tantos años esperando para su rehabilitación es una buena noticia para la ciudad de Albacete", ha subrayado Roberto Tejada, "su uso será principalmente sociocultural, pues el edificio albergará una sala de lectura y una biblioteca, aunque el Urbanismo también estará presente en su contenido mediante lo que empezaremos a conocer como Laboratorio Urbano, un espacio de pensamiento urbanístico de la ciudad del futuro y donde la participación será un elemento fundamental, para ello la Concejalía de Urbanismo trabajará en una programación estable y continuada de debate y propuestas urbanísticas para la ciudad y que servirán de base al futuro desarrollo urbano de Albacete".

Cabe recordar que el actual equipo de Gobierno optó porque el destino definitivo del edificio fuese el sociocultural, en lugar de administrativo, acogiendo este espacio una biblioteca, una sala de estudios y un espacio destinado a Laboratorio Urbano, donde se debatirán y analizarán distintos aspectos urbanísticos de la ciudad de cara a un futuro, buscando la máxima participación ciudadana en este sentido, según ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

El importe final de adjudicación ha sido de 1.398.755 euros y el plazo de ejecución material de la obra, desde el inicio de esta (que se contabiliza un mes después de la firma del contrato) será de 15 meses, cumpliéndose así los plazos exigidos por la EDUSI, para la justificación del gasto. El 80 por ciento de este importe se financiará a través del fondo europeo de desarrollo regional a través del marco operativo FEDER 2014-2020, y el 20 por ciento restante será de aportación municipal.

Edificio protegido

Este edificio, desde 1929 -año en el que finalizó su construcción- ha albergado distintos usos. Su última utilidad fue la de cuartel de la Policía Nacional, destinó que dejó de tener en el 2007 cuando este cuerpo policial se trasladó a la nueva comisaría del Puente de Madera.

La solución arquitectónica finalmente adoptada responde a dos ideas principales, por un lado, la eliminación de barreras arquitectónicas en pro de la accesibilidad y por otro, la búsqueda de la máxima diafanidad y flexibilidad de los espacios destinados al público, condicionados por la propia estructura del muro de carga del edificio, así como cumplir con la protección estructural de la que goza el edificio según el actual plan general.

Su grado de protección afecta a la fachada, a la estructura y a los ornamentos y cubiertas, principalmente los torreones de la planta última. La actuación será sobre una superficie total de 1.472 metros cuadrados, repartidos en cuatro plantas (semisótano, baja, primera y zona de torreones).

El semisótano contará con un pequeño salón de actos con 52 asientos o butacas (Laboratorio Urbano). En la planta baja se situará la biblioteca que sustituye a la actualmente ubicada dentro del Parque de Abelardo Sánchez y contará con sala de lectura infantil, sala informática, sala de lectura general y sala de lectura y prensa.

En la planta primera su destino será para sala de estudio con un cálculo inicial de 80 puestos y también contará con los despachos destinados a la administración del edificio, tanto para su uso sociocultural como para funciones administrativas del Laboratorio Urbano. La última planta será destinada a zona de cafetería, siendo su espacio el más pequeño del edificio (41 metros cuadrados).

Compartir
Update CMP