EN COINCIDENCIA CON EL BROTE DE CORONAVIRUS

El Hospital de Toledo advierte a sus empleados por un "consumo anormal" de mascarillas

La Gerencia del Complejo Hospitalario de Toledo (que incluye a los hospitales Virgen de la Salud, Virgen del Valle, Provincial y el bloque quirúrgico del Hospital Nacional de Parapléjicos) ha enviado una nota interna a los jefes de servicio y supervisores de enfermería alertando de que "en coincidencia con la irrupción del brote de coronavirus actual, se ha observado un consumo anormal de material de protección biológica (mascarillas, guantes, batas...) que solo puede explicarse por acopio del mismo y no por uso". 

En la comunicación interna fechada a 27 de febrero, a la que ha tenido acceso EL DIGITAL, la Gerencia recuerda que "dicho material es de uso exclusivo dentro del Complejo Hospitalario" y advierte de que "dicho acopio anormal implica que pueden surgir roturas de stock, difíciles de solventar en el momento actual, y que iban a repercutir de forma negativamente en el funcionamiento del Centro". 

Por este motivo, los máximos responsables del Complejo Hospitalario de Toledo solicitan al personal que "no se deben realizar peticiones de dicho material superiores a las necesidades de cada momento" e insisten en que "queda totalmente prohibido sacar cualquiera de esos materiales" de las dependencias sanitarias.

El brote de coronavirus que se extiende por diversos países del mundo (España suma 23 infectados, ninguno de ellos en Castilla-La Mancha) y ha generado una paranoia consumista de mascarillas de protección entre la población.

Aunque las mascarillas se han agotado en las farmacias españolas e incluso un médico fue pillado en Málaga sacando 300 del hospital en el que trabaja, las autoridades sanitarias insisten en que el uso de este material médico es "irracional", "innecesario" e incluso irresponsable por el desabastecimiento que está provocando.

"Las personas que no presentan síntomas respiratorios no necesitan usar mascarillas porque no se ha demostrado que protejan a las personas que no están enfermas. Sin embargo, es posible que se utilicen en algunos países donde se ha instalado esta costumbre", aconseja la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En definitiva, las personas que no están enfermas no necesitan usar mascarillas porque no hay pruebas de que les vaya a proteger, y sí deben usarlas quienes presenten síntomas respiratorios y los profesionales sanitarios que traten a pacientes con coronavirus. En concreto, la OMS recomienda a los médicos que empleen mascarillas con filtro de partículas equivalente a la FFP2.

 

Compartir
Update CMP