LOS HECHOS OCURRIERON EN MARZO DE 2016

Declaran culpable al acusado de matar a un indigente a golpes en Albacete

El tribunal del jurado ha declarado culpable de un delito de homicidio al hombre juzgado esta semana en la Audiencia Provincial de Albacete por matar a golpes a un indigente con quien convivía en una casa abandonada de la capital en marzo de 2016.

El procesado, Vicente P.P., reconoció como ciertos los hechos en la primera sesión del juicio en el que la Fiscalía y la defensa han acordado una condena de 12 años de cárcel, dos menos de los que inicialmente pedía el ministerio público.

El portavoz del tribunal del jurado ha leído el veredicto poco después de las tres de esta tarde, que da por probado que entre la noche del domingo 13 de marzo y la mañana del lunes 14 el acusado mató a golpes a L.R.P., de 71 años, después de discutir con él porque la víctima había regresado al domicilio "en estado ebrio", y le golpeó en la cabeza, tórax y abdomen.

La muerte, según el veredicto y en base a las explicaciones de los forenses que practicaron la autopsia al cadáver, se produjo por "asfixia mecánica por violencia cervical", tras uno o varios golpes en el cuello.

Se deshizo del cadáver en un parque

Tras el fallecimiento de L.R.P., el homicida condujo el cadáver a un parque cercano, próximo también a la Comisaría Provincial, y allí lo dejó dentro de un saco de dormir y "tapado con una manta", según indica el veredicto, que recoge, además, que Vicente P.P. era consciente de que los golpes que asestó a la víctima podían causarle la muerte.

El jurado ha validado cada hecho probado por unanimidad, y se ha mostrado contrario a que se solicite el indulto al Gobierno dada "la gravedad de los hechos y la violencia ejercida" en la agresión que desencadeno la muerte del indigente.

Tras el veredicto, la representante de la Fiscalía se ha referirse a la petición de condena de doce años de prisión que son dos menos de los iniciales debido al "reconocimiento de los hechos" el primer día del juicio y que el acusado había mostrado "arrepentimiento".

Antes de conocerse el veredicto, Vicente P.P. ha hecho uso de la palabra y pedido perdón "por todo el daño que he hecho".

Asimismo, su abogado ha dicho a los miembros del jurado que en actualidad el acusado "no es la misma persona que cometió los hechos", ya que antes era "alguien con problemas de convivencia y adicción al alcohol".

Tras el juicio, el procesado ha sido conducido de nuevo a prisión, donde se encontraba de manera provisional desde que fue arrestado por el crimen, y ahora el magistrado que ha presidido el juicio será el que redacte la sentencia sobre el delito de homicidio probado por el tribunal del jurado.

COMPARTIR: