PIDEN RESPONSABILIDAD LOS DÍAS 24 Y 25

Los hosteleros de Toledo advierten de un posible cierre "por franjas horarias" si la situación empeora

La Asociación Provincial de Hostelería y Turismo de Toledo (AHT) ha insistido en solicitar responsabilidad tanto a los responsables del sector como a los clientes de cara a la Navidad, especialmente los días 24 y 31 de diciembre, fechas en las no podrán celebrarse las tradicionales migas, es decir, con barras en la calle.

En un comunicado, la AHT ha recordado que los establecimientos de hostelería podrán servir en su interior o en la terraza la comida o bebida habitual y deben afrontar ambas fechas "como si se tratara de cualquier otro día de trabajo, con la prevención de que con seguridad habrá mayor afluencia de clientes y, por lo tanto, habrá que reforzar las actuales medidas sanitarias de nivel 2 vigentes en la mayoría de las localidades la provincia".

La Asociación ha apuntado que cada establecimiento es responsable de los que suceda en el local y también en su terraza y que, si no se cumplieran las normas por cualquier motivo, "pueden y deben pedir el auxilio de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, a cuyos mandos se le ha pedido colaboración desde la AHT".

"Lo que ocurra en estas fechas en cada local de hostelería, disponga o no de terraza, puede repercutir en todo el sector. Dependiendo que lo que acontezca los días 24 y 25 diciembre y de la evolución de los contagios se podrá mantener el actual nivel de medidas sanitarias de nivel 2 o podrán endurecerse, no descartándose que se imponga un cierre de bares y restaurantes por franjas horarias", ha manifestado la AHT.

Finalmente, ha destacado que los incumplimientos por acción u omisión de la normativa aprobada, o de las medidas, órdenes, resoluciones o actos acordados para hacer frente a la crisis sanitaria provocada por el COVID-19, siempre que supongan o puedan suponer un riesgo o un daño leves para la salud de la población, pueden ser sancionadas con multa de hasta 3.000 euros.

Compartir