18 de septiembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

AMBOS HABÍAN MANTENIDO RELACIONES SEXUALES, SEGÚN INFORMATIVOS TELECINCO

Investigan si Sergio mató a la joven castellano-manchega Miriam para que no hablase de su supuesta aventura

Miriam Vallejo, a la izquierda, junto a su compañera de piso y novia del detenido. Foto publicada por El Español.
Miriam Vallejo, a la izquierda, junto a su compañera de piso y novia del detenido. Foto publicada por El Español.

Sergio S.M., de 29 años de edad, lleva desde el pasado viernes en prisión provisional como principal sospechoso del crimen de la joven castellano-manchega Miriam Vallejo, de 25, asesinada cuando paseaba a sus perros en la localidad madrileña de Meco, ubicada a solo siete kilómetros de Villanueva de la Torre (Guadalajara), donde ambos residían junto a la novia del detenido y amiga de la víctima.

Según los servicios informativos de Telecinco, aunque afirman que "se desconoce el motivo" del asesinato, "una de las líneas de investigación policial baraja que pudo tratarse de un crimen por venganza". "Se sospecha que el móvil del suceso es que Miriam pudo amenazar a Sergio con contarle a su novia, íntima amiga suya, que mantenían relaciones sexuales", añaden.

"Esta semana se produjeron registros de la vivienda del supuesto homicida y sus coartadas no parecen convencer a los investigadores: no pudo explicar la herida que tenía en su mano y dijo que jugaba a la consola en el momento del asesinato. Pero el aparato estaba conectado sin ninguna actividad. Además, en el cuerpo de la joven encontraron restos biológicos del detenido. Los agentes siempre sospechó de gente cercana a la joven porque los perros que llevaba no la defendieron", puede leerse en la web de Telecinco.

La detención de Sergio, en el marco de la Operación Frontera Madrid, tuvo lugar el miércoles en su domicilio de Azuqueca de Henares (Guadalajara), donde los agentes se incautaron también de material informático, teléfonos móviles y ropa para analizar en el laboratorio por si hubiera restos biológicos de la víctima. Se le requisó también un machete, aunque no fue el arma homicida, un cuchillo que se halló en el cuerpo de Miriam.

La joven fue encontrada con numerosas heridas de arma blanca por unos viandantes en una zona de campo de difícil acceso.

COMPARTIR: