EL PP REGIONAL QUIERE SER EL "DIQUE DE CONTENCIÓN" ANTE EL NUEVO GOBIERNO

Riolobos y Tirado no dan ningún crédito a Pedro Sánchez: "Va a hacer mucho daño a Castilla-La Mancha"

Carmen Riolobos y Vicente Tirado, en rueda de prensa Carmen Riolobos y Vicente Tirado, en rueda de prensa

El PP de Castilla-La Mancha ha asegurado que será "el dique de contención" ante el Gobierno que configure Pedro Sánchez y va a ser el defensor de los intereses de la región y de los castellano-manchegos porque está convencido de que "ese gobierno Frankenstein" va hacer "mucho daño" a la región.

Así se han pronunciado los diputados nacionales del PP Carmen Riolobos y Vicente Tirado en una rueda de prensa en las Cortes castellano-manchegas, donde han lamentado que este martes se consumara la "traición" de Emiliano García-Page a Castilla-La Mancha y a todos los ciudadanos de la región.

Han criticado a los nueve diputados del PSOE por la región que, según han dicho, este martes votaron a favor de la investidura de Pedro Sánchez "sin que les temblara la mano" y permitieron que en breve se constituya un gobierno de "ultraizquierda" apoyado por "los comunistas de Podemos, los populistas bolivarianos, los separatistas de ERC y con los pro-etarras de Bildu".

De este modo, han insistido en que todos los barones territoriales del PSOE y, especialmente García-Page, "han sido cómplices" de todo lo que ocurrió este martes en el Congreso. Además, han censurado que, con la investidura de Sánchez, se ha roto la igualdad entre los españoles.

"A partir de ahora tendremos ciudadanos de primera, aquellos que están en comunidades autónomas gobernadas por los independentistas y radicales de Bildu, y comunidades de segunda, entre las cuales se encuentra Castilla-La Mancha", han avisado los diputados del PP.

Dicho esto, Riolobos y Tirado han exigido a García-Page que a partir de ahora se abstenga de decir las cosas que ha estado diciendo, porque "ni ha defendido la Constitución del 78, ni la unidad de España, ni los intereses de los castellano-manchegos".

Ante este panorama nacional, han advertido de que el PP de España, con Pablo Casado a la cabeza, va a trabajar para que se haga una agrupación de todos los constitucionalistas para ser la alternativa para luchar contra "ese gobierno de ultraizquierda".

Compartir