EN TRIJUEQUE

Un cura de Guadalajara se niega a retirar una placa franquista: "No molesta"

El párroco de la iglesia de la localidad guadalajareña de Trijueque, Arturo Francisco Ibáñez Alguacil, ha mostrado su negativa a la petición de retirada de una placa de la fachada de la iglesia en recuerdo de paisanos caídos durante la Guerra Civil argumentando que se trata de un "recuerdo privado, sin exaltación de los enfrentados".

Así responde el párroco al requerimiento efectuado por el Ayuntamiento a instancias de una iniciativa del senador de Compromís Carles Mulet, misiva recogida por Europa Press y en la que el clérigo considera que dicha placa no incumple con la Ley de Memoria Histórica.

"A nuestro entender no es así, tanto por las dimensiones de la placa como de las letras, considerándose que la misma no deja de ser un recuerdo privado, sin exaltación de los enfrentados, sin que por ello puedan herirse sensibilidades de quienes padecieron persecución o violencia durante la Guerra Civil y la Dictadura", asegura.

Añade que, en caso de retirarla, "se tendría que justificar ante los vecinos que tal placa es una exaltación de los enfrentados en la triste Guerra Civil del siglo pasado".

"No tengo constancia en 37 años que llevo en Trijueque de que la existencia de esta placa suponga para los vecinos una situación que les resulte intolerable, molesta o que pudiera herir alguna de las sensibilidades de los habitantes del municipio. Nadie nunca me ha comentado nada", agrega.

En la placa figuran con un recuerdo "por la gracia de Dios y por España" nombres de caídos en la guerra, varios de ellos de la localidad, entre ellos quien fuera párroco del pueblo, Pedro Fraile.

El propio párroco ha explicado a Europa Press que la placa se puso como un recuerdo de oración y gratitud a las personas creyentes y que la iglesia nunca había presumido de tenerlas allí como enfrentamiento ciudadano ni como ostentación.

La Diócesis de Sigüenza dice que autorizarán la retirada

Mientras, el vicario general de la Diócesis Sigüenza-Guadalajara, Agustín Bugeda, ha replicado que autorizarán la retirada de la placa que hay en la fachada de la iglesia parroquial de Trijueque (Guadalajara) en recuerdo de paisanos caídos durante la Guerra Civil si así lo mandara la justicia, aunque ha argumentado que no incumple la Ley de Memoria Histórica.

Bugeda ha aclarado así la respuesta ofrecida por escrito desde la parroquia al Ayuntamiento ante el requerimiento reiterado de la Mesa del Senado por iniciativa del senador de Compromís Carles Mulet, precisando que la placa no la puso la iglesia pero que no tendrán ningún problema en autorizar que se retire aunque será "cumpliendo estrictamente la ley", ha señalado a Europa Press.

El vicario general ha apuntado igualmente que, en todo caso, si se retira, no será con los medios de la iglesia porque no la puso, aunque esté situada en su propiedad porque así se autorizó en su día. "Si lleva cuarenta años y no ha ofendido a nadie, tal vez, al removerlo surjan ofensas, porque no consideramos que vaya en contra de la Memoria Histórica", ha subrayado.

En cuanto a la carta remitida por el párroco, Arturo Francisco Ibáñez, al Ayuntamiento tras requerir la Mesa del Senado una respuesta, Bugeda ha incidido en que este tan solo se ha limitado a responder de acuerdo a lo que le puso de manifiesto el Obispado y la Diócesis.

El vicario ha insistido, además, que si el propio Ayuntamiento y los familiares de las personas que figuran en la placa se ponen de acuerdo para quitarla y llevarla a otro sitio o no llevarla a ningún lugar, ellos tampoco se opondrán y darán el permiso.

"No nos negamos pero, simplemente, según el artículo 15 de la Memoria Histórica, no consideramos que la placa vaya en contra de dicha ley ni que haya una ofensa al pueblo" ha señalado, reafirmándose en que al igual que autorizaron en su momento a su colocación, si de acuerdo a la ley tienen que dar permiso para su retirada, lo harán.

Por su parte, el párroco ha agregado que él no se opondrá a nada que sea "cumplir la legislación o una orden judicial" tras subrayar que la respuesta que dio a solicitud de la Mesa del Senado simplemente ponían de manifiesto las razones por las cuales en la Diócesis creen que no había razones para retirar la placa.

"En la placa no se hace ostentación de nada, no ha sido motivo de enfrentamiento en casi cuarenta años y, además, tiene un carácter privado", ha reproducido.

La respuesta de la iglesia respondía a la petición de Mesa del Senado en base al requerimiento formulado por un senador al Ayuntamiento de Trijueque sobre la situación de una placa ubicada en la fachada de la parroquia Nuestra Señora de la Asunción, al entender que pudiera estar estar incumpliendo la Ley de Memoria Histórica o que su contenido pudiera estar en contracción con la normativa vigente.

En dicha solicitud se informaba a su vez de que, en el supuesto de que existiera vulneración legal, habría un plazo de ejecución para llevar a término el cumplimiento normativo.

En la placa figuran nombres de caídos en la contienda de este municipio, entre ellos el que fuera párroco del pueblo, Pedro Fraile, y el mensaje 'Por la gracia de Dios y por España'.

Compartir
Update CMP