15 de diciembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

HASTA 4.600 FAMILIAS HAN PARTICIPADO EN LA ENCUESTA

Lo que opinan los padres y madres de Castilla-La Mancha sobre la formación que reciben sus hijos

Ángel Felpeto (i) y Fernando Jáuregui (d), este lunes en Toledo
Ángel Felpeto (i) y Fernando Jáuregui (d), este lunes en Toledo

El foro de investigación periodística Educa 2020, en colaboración con la Fundación AXA, han presentado este lunes en Toledo los resultados de un informe nacional que han encargado a la empresa demoscópica Sigmados, que durante los cinco últimos meses ha realizado 18.000 encuestas en todo el país para conocer la opinión de los padres y madres de alumnos sobre cuestiones relacionadas con la educación que reciben sus hijos. En Castilla-La Mancha, donde 4.600 familias han respondido a las preguntas del sondeo, llama la atención que casi la mitad de los encuestados (frente al 33 % de media nacional) estén en desacuerdo con la oferta educativa que se ofrece en la región, una de las comunidades de España con mayor descontento en ese sentido.   

Las conclusiones del informe han sido presentadas por el presidente de Educa 2020, el periodista Fernando Jaúregui, y por el consejero de Educación castellano-manchego en funciones, Ángel Felpeto, puesto que su departamento ha colaborado activamente en la realización del sondeo. Respecto al descontento de los padres y madres castellano-manchegos respecto a la oferta educativa, Felpeto ha recordado que en el año 2011, cuando tomó posesión el gobierno de la 'popular' María Dolores de Cospedal, "perdimos 6.000 profesores y se paralizaron las obras de las infraestructuras educativas". "Lo he dicho muchas veces, incluso en el Parlamento: es mucho más complicado construir que destruir. Ahora nos está costando volver a arrancar", ha justificado el consejero. Además, ha reclamado "mejorar" el modelo de financiación autonómica para que comunidades como Castilla-La Mancha, con amplias zonas rurales, pueden hacer frente al sobrecoste que supone financiar la educación en estos territorios. "Tenemos más escuelas rurales que nadie, con una ratio de 4 alumnos por profesor. Eso supone un enorme gasto que vamos a seguir manteniendo porque cuando una escuela rural se cierra, el pueblo se muere", ha defendido.  A preguntas de los periodistas, Jaúregui ha explicado que el estudio no concreta cuáles son las razones que esgrimen las familias castellano-manchegas para expresar su disconformidad con la oferta educativa, ya que sería "imposible" afrontar dicha cuestión en cada una de las regiones españolas, pese a lo cual el consejero ha dicho tomar nota de la situación y analizarla en profundidad en próximas fechas para tomar las decisiones oportunas.

El estudio de Educa 2020 también revela que la mayoría de las familias castellano-manchegas acogen con agrado que sus hijos acudan a la universidad fuera de la región e incluso en el extranjero. Así, el 87,4 % de los encuestados estaría de acuerdo con que sus descendientes tomasen dicha decisión "por motivos educativos y de formación", bajando el porcentaje hasta el 69,4 % cuando los motivos sean "económicos". A este respecto, Felpeto ha considerado que dichos datos tienen que ver con el "efecto frontera" que se produce en zonas de Toledo como La Sagra o el Corredor del Henares en Guadalajara, donde las familias eligen universidades madrileñas "por cuestiones de transporte y cercanía pero no por un tema de calidad". Así, el consejero ha recordado que la oferta universitaria es "amplísima en Castilla-La Mancha" y que la región cuenta con "la mejor red de residencias universitarias de España", a la que acceden todos los alumnos que así lo desean puesto que cada curso quedan algunas plazas vacantes.

El estudio también muestra, según ha explicado la directora de Educa 2020, Lourdes Carmona, que la Formación Profesional (FP) sigue teniendo mala fama entre los padres y madres de Castilla-La Mancha y del resto de España, pese a que los alumnos que optan por este tipo de estudios consiguen una mayor y más rápida inserción laboral que los universitarios. Así, Felpeto ha defendido que la Junta seguirá apostando por la FP Dual, que combina los procesos de enseñanza y aprendizaje en el centro educativo y en la empresa, con el objetivo de que estas últimas se impliquen cada vez más en el desarrollo de los programas educativos, favoreciendo así las opciones de inserción laboral de los jóvenes. "En ese camino tenemos que continuar e, incluso, ya hemos puesto en marcha oferta de formación a petición de las propias empresas, que demandan cualificación específica puesto que tienen problemas para incorporar a los trabajadores que necesitan", ha dicho.

Del informe también se concluye que Internet supera con creces a los profesores y a los orientadores a la hora de que los alumnos optan por una u otra vía de información. "Eso nos preocupa", ha afirmado Carmona. Y, en la misma línea, Felpeto ha considerado que el modelo de orientación laboral en Castilla-La Mancha, con un profesional en cada centro, es "adecuado" y que, por tanto, lo que puede estar fallando es la información que reciben las familias sobre dicho servicio. "Los alumnos sí acuden a los orientadores pero las familias no. Por comodidad acudamos antes a Internet pero eso no debería de ser así", ha señalado. El informe concluye también que en un 65 % de los jóvenes ha sido la madre la que más ha influido en el itinerario elegido. 

Otras de las conclusiones del estudio es que en Castilla-La Mancha los alumnos optan más por el Bachillerato de Ciencias, siete puntos por encima de la media nacional, y que los bachilleratos de humanidades y artísticos, así como el tecnológico, muestran un porcentaje de preferencia sensiblemente menor entre los castellano-manchegos que en el resto de España. A este respecto, en Castilla-La Mancha los padres aseguran haber hablado con sus hijos sobre las carreras técnicas más que la media nacional (55,6 frente a 49,8 %). 

Según los datos del informe, Castilla-La Mancha se encuentra a la cabeza en oferta educativa pública, con el 92 % del total de los centros. De hecho, solo un 0,4 % de los centros en la región son privados.

COMPARTIR: