FIN A LA LEGISLATURA

Despedidas y alguna lágrima en el último pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha

Las Cortes de Castilla-La Mancha han celebrado este jueves el que, previsiblemente, es el último pleno de la legislatura. Y como tal lo han vivido los parlamentarios, sobre todo aquellos que, con seguridad, no volverán al Convento de San Gil de Toledo tras las elecciones autonómicas, porque forman parte de otras listas o porque se dejan la vida política.

Una sesión plenaria intensa -de mañana y tarde-, con una declaración institucional sobre el Sahara, unanimidad para subir el salario de los empleados públicos y pidiendo al Gobierno central que declare que el trasvase Tajo-Segura es inviable, entre otros asuntos, pero sobre todo intensa desde el punto de vista emocional para algunas de sus señorías, que en ocasiones no han podido evitar soltar alguna lágrima en sus despedidas.

Se ha abierto, incluso, un "turno de despedidas", en el que el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, que es diputado por Toledo, ha admitido que para él ha sido un honor presidir la comunidad autónoma en los últimos cuatro años y ha dado las gracias y ha felicitado al resto de parlamentarios por su labor, ya que ha considerado que gracias a ellos "mucha gente empieza a comprender en España que se puede discutir aquí y mantener una relación cordial fuera".

García-Page ha ensalzado, asimismo, la autonomía castellanomanchega como "un eslabón más de la cadena enormemente profunda y larga" que es España y la democracia.

También ha reconocido que ésta que termina no ha sido una "legislatura sencilla para nadie y en lo que queda quizá todavía es compleja", pero al tiempo ha opinado que ha sido positiva, sobre todo por la celebración de los 40 años de la Constitución española, a la luz de la cual se conformó Castilla-La Mancha y su parlamento, "una institución nueva y a estas alturas muy sólida gracias a todos los diputados".

Una de las despedidas ha sido la del presidente de las Cortes, Jesús Fernández Vaquero, que pone punto y final a veinte años de vida parlamentaria, un tiempo en el que "ha habido de todo, momentos agradables y también llenos de tensión", sobre todo en los últimos ocho años, con una "crisis terrorífica, económica y también social" que afectó a todo el país y que también se ha vivido en las Cortes, como espejo de la sociedad.

Fernández Vaquero ha tenido palabras de agradecimiento para el personal de la casa, la Mesa de las Cortes y García-Page, su amigo según ha afirmado, por haberle propuesto para presidir las Cortes, porque le ha permitido "vivir una experiencia única", y al vicepresidente primero del parlamento regional, Vicente Tirado (PP), al que le une "una amistad personal desde hace muchos años".

Las palabras del presidente de las Cortes han sido recibidas con aplausos por los diputados e incluso el grupo socialista y todos los miembros de la Mesa de las Cortes se han puesto en pie.

También Vicente Tirado se ha despedido de la institución en la que ha estado los últimos doce años, y de la que fue presidente desde 2011 a 2015 y vicepresidente primero en las legislaturas 2007-2011 y 2015-2019 y ha reconocido que ha sido un honor haber formado parte de la cámara autonómica y representar en ella a los ciudadanos.

Ha tenido palabras de agradecimiento para el personal de la casa, para los medios de comunicación y también para su amigo Fernández Vaquero, al que ha elogiado definiéndole como "una pieza muy importante para que las Cortes funcionen bien" y que en este tiempo ha buscado "el acuerdo y el encuentro" para "aportar soluciones y ser útiles".

Se ha mostrado convencido de que "lo mejor de Castilla-La Mancha está por venir" y ha asegurado que seguirá defendiendo a su tierra desde el parlamento nacional -es cabeza de lista del PP al Congreso de los diputados por Toledo- y trabajando por la región y por España "en un momento muy importante".

En este turno de intervenciones también ha tomado la palabra la portavoz socialista, Blanca Fernández -que deja las Cortes para ir al Congreso puesto que es cabeza de lista del PSOE por Ciudad Real, para, en nombre de su grupo, reconocer la labor del personal de la casa, periodistas y del resto de grupos parlamentarios y resaltar que ha sido un honor compartir con todos esta legislatura y apoyar al gobierno de Emiliano García-Page.

En la misma línea, el portavoz del grupo popular, Francisco Cañizares, ha mostrado su agradecimiento a la expresidenta del PP regional, María Dolores de Cospedal, y a su sucesor en el cargo, Paco Núñez, por confiar en él, así como al presidente y vicepresidente primero del parlamento autonómico, a todos los empleados de las Cortes, medios de comunicación y a los ciudadanos "por ponernos aquí", lo cual ha considerado "un privilegio".

También la secretaria general del grupo popular, Ana Guarinos, ha resaltado que han sido cuatro años de "trabajo duro" por parte de los grupos parlamentarios y ha hecho hincapié en que el debate siempre es "enriquecedor" y en que se hace "con el máximo respeto", aunque a veces las formas puedan fallar y las palabras malinterpretarse, dentro de la discrepancia política.

De igual modo, los consejeros de Fomento, Agustina García; Educación Cultura y Deportes, Ángel Felpeto; y Hacienda, Juan Alfonso Ruiz Molina, han mostrado su agradecimiento al presidente de las Cortes, a los miembros de la Mesa y a los diputados de todos los grupos parlamentarios y han asegurado que ha sido "una satisfacción, un orgullo y un honor" haber debatido con sus señorías a lo largo de estos cuatro años, con el fin de mejorar la calidad vida de los ciudadanos.

Así, sus señorías han tenido unos minutos para reconocerse y agradecerse el trabajo mutuo, que han admitido que les ha enriquecido, y para pedir disculpas si en algún momento, en el fragor del debate, se han sentido ofendidos, porque todos han sostenido que siempre han hecho lo que creían mejor para los ciudadanos, sin voluntad de ofender al rival.

COMPARTIR: