21 de octubre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

VUELVE LA INESTABILIDAD

El verano se despide con tres provincias de Castilla-La Mancha en alerta naranja y dos más en amarilla

Las lluvias y las tormentas afectarán a buena parte de la Península este viernes, una jornada en la que 29 provincias tendrán aviso de riesgo (amarillo) o riesgo importante (naranja), según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Así, el aviso será naranja por lluvias y tormentas en Cuenca, Guadalajara, Toledo, Soria y Madrid, donde se podrán acumular 30 litros por metro cuadrado en una hora y además podrán estar acompañadas de granizo.

Mientras tendrán aviso amarillo por lluvias y tormentas en Lugo, León, Burgos, Palencia, Valladolid, Ávila, Segovia, La Rioja, Navarra, Vizcaya, Guipúzcoa, Huesca, Zaragoza, Barcelona, Gerona, Lérida, Albacete, Ciudad Real, Castellón, Valencia, Córdoba, Málaga y Sevilla. En estas provincias se podrán alcanzar o superar entre 15 y 20 litros por metro cuadrado en una hora. Además, Álava tendrá aviso amarillo por lluvias pero no tendrá riesgo por tormentas.

En general la AEMET espera chubascos y tormentas localmente fuertes o con granizo en el interior de la mitad norte peninsular, zona centro, Comunidad Valenciana y Málaga.

La inestabilidad aumentará este viernes en buena parte de la Península y habrá intervalos nubosos en general y nubes de evolución diurna, y será probable que haya chubascos y tormentas, sobre todo en la segunda mitad del día.

En concreto, serán más probables e intensos en el interior de la mitad norte peninsular, en la zona centro, la Comunidad Valenciana y Málaga, unas zonas en las que podrán ser localmente fuertes o con granizo.

Por el contrario, serán menos probables y más débiles en los litorales del Cantábrico y de Galicia, este de Cataluña y Baleares. En Canarias se esperan algunos intervalos nubosos en el norte de las islas, y poco nuboso en el sur.

Respecto a las temperaturas, la AEMET espera que suban en el Cantábrico y que desciendan en buena parte del resto peninsular. En el resto tendrán pocos cambios.

Finalmente, el viento soplará del este en el área mediterránea, de componente sur en el resto de la Península, y del norte en Canarias.

COMPARTIR: