COSTARÁN 10 MILLONES DE EUROS

Luz verde a la última fase de las obras del Recinto Ferial de Ciudad Real

El presidente de la Diputación de Ciudad Real, José Manuel Caballero, ha avanzado el desarrollo de las obras del pabellón ferial destacando que "ya no es pabellón sino un recinto". La inversión se sitúa en torno a los 10 millones de euros y se encuentra en licitación, una última fase del proyecto "que se dará a conocer en los próximos días" y que culminaría el recinto ferial.

"En esta legislatura se terminarán todas las obras del recinto ferial, en la que se invertirá un total de 21 millones de euros y en las que se transformará un recinto que será envidia de muchas ciudades de España", ha dicho Caballero, añadiendo que el proyecto "dará una oportunidad de desarrollo a la capital y la provincia de Ciudad Real".

Asimismo, ha resaltado que sin la colaboración del Ayuntamiento de Ciudad Real, hubiera sido imposible llevar a cabo "lo que fue un sueño" y lo que significa la modernidad en el siglo XXI.

"Por fin Ciudad Real podrá tener el ansiado, anhelado recinto ferial que merece esta ciudad y el conjunto de la provincia", ha concluido.

Calles peatonales

Caballero ha realizado estas manifestaciones durante la inauguración, junto a la alcaldesa, Pilar Zamora, de la peatonalización de las calles de Caballeros, Feria, Calatrava y Toledo. Esta actuación ha tenido una inversión de más de 700.000 euros y que tienen como objetivo mejorar la movilidad, ser sostenibles, ayudar a los comercios y a las personas con visibilidad reducida. Con este avance, también se reducirá el efecto isla de calor.

La alcaldesa ha querido destacar la movilidad como característica de las nuevas calles peatonales, ya que se busca una ciudad para los peatones. "El modelo antiguo donde el centro tenía vehículos ahora es para los peatones y está pensado para la hostelería y el comercio", ha dicho.

También ha puesto en valor el medioambiente, ya que uno de los objetivos del Gobierno local es hacer de Ciudad Real "una ciudad sostenible" a través de los adoquines de materiales desechos machacados que evitan elementos contaminantes de otros vehículos. "Un sistema que no existe en muchas ciudades", ha añadido.

El sistema de drenaje también es otro de los puntos que Zamora ha querido destacar de las nuevas calles, un sistema que servirá para "completar el ciclo del agua" y para las plantas autóctonas, que no necesitan mucho riego.

Asimismo, ha puntualizado que las calles cuentan con un sistema para evitar el efecto isla de calor y con otro dedicado a las personas con dificultades visuales, un sistema implantado en los cruces "para que puedan pasear sin problema". Este proyecto se ha hecho en colaboración con ONCE.

Finalmente, ha mostrado su satisfacción por apoyar el comercio y la ciudad y ha agradecido a la Diputación por toda la inversión que se realiza en la ciudad y que ha calificado de "importantísima".

Por su parte, Caballero ha dicho que la colaboración entre administraciones es "espectacular", haciendo mención a la aportación del 60% que la Diputación ha hecho en la peatonalización de las calles.

Compartir