HOSPITAL NACIONAL DE PARAPLÉJICOS DE TOLEDO

Esperanzador proyecto de salud de un equipazo de investigadores en un gran Hospital de Toledo

Investigadores del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo de participan en una campaña de crowdfunding para luchar contra los tumores ependimarios. El proyecto científico se ha publicado en la plataforma www.precipita.es de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología.

Los tumores ependimarios representan el 2-3% de todos los tumores del sistema nervioso, afectan al cerebro de los niños y a la médula espinal de los adultos. “Actualmente se tratan con cirugía, pero reaparecen con frecuencia, lo que complica su tratamiento. Al desconocerse qué los causa, es difícil buscar nuevas terapias, pero tenemos indicios de que ciertos virus integrados en el ADN humano podrían participar”, explica Daniel García Ovejero, investigador principal de este proyecto y miembro del Laboratorio de Neuroinflamación del Hospital Nacional de Parapléjicos, centro dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha.

Este proyecto de investigación se acaba de publicar en la plataforma de crowdfunding precipita.es, dependiente de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT). “Con la ayuda recaudada queremos, primero, confirmar que los virus están presentes en el tumor ependimario para, después, probar si los antirretrovirales pueden combatirlo”, afirma García Ovejero.

 “Actualmente, no se conoce la causa de los ependimomas, ni se dispone de biomarcadores claros de cada subtipo de tumor, lo cual complica la búsqueda de nuevas terapias. En los últimos años, hemos recopilado en el laboratorio indicios bibliográficos y experimentales que sugieren una posible implicación de los retrovirus endógenos humanos (HERVs) en la aparición de estos tumores”, informa el científico.

Los HERVs son elementos virales que forman parte del ADN humano, y que suponen, aproximadamente, el 8% de nuestro genoma. Provienen de virus que infectaron a nuestros antepasados hace entre 2 y 40 millones de años y se transmitieron a las siguientes generaciones. De todos ellos, los incorporados más recientemente aún producen proteínas funcionales y participan en procesos fisiológicos y patológicos.

“Pretendemos determinar de modo fehaciente la presencia activa de esta familia de virus en muestras de ependimomas humanos y su ausencia (o menor actividad) en muestras de control. El objetivo es testar si atacando a estos virus con terapia antirretroviral, no probada anteriormente contra este tipo de patologías, podremos frenar la actividad tumoral de células de ependimoma humano”, expresa García Ovejero, para quien el éxito del proyecto supondría un avance esperanzador para los pacientes y sus familiares.

En busca de un nuevo arsenal terapéutico

Hoy por hoy, la cirugía es la única terapia eficaz contra los ependimomas. La quimioterapia no parece funcionar en este tipo de tumores y la radioterapia sólo en algunos casos, presentando además numerosos efectos secundarios. Disponer sólo de la cirugía como tratamiento supone una importante limitación ya que en niños es frecuente tener que repetirla varias veces, por las recaídas, y en adultos suele tener que realizarse en la médula espinal, con evidente riesgo de daño asociado, argumenta el investigador.

“Nosotros proponemos explorar una vía totalmente novedosa: pretendemos demostrar que hay retrovirus endógenos en los ependimomas y que su bloqueo con antirretrovirales es eficaz para frenar el tumor e inducir su degeneración. Esta propuesta, basada en indicios recogidos en los últimos años, de ser confirmada, podría suponer un cambio cualitativo en la manera de abordar la terapia de estos tumores. Junto a la opción quirúrgica se abriría una importante alternativa a la radioterapia, con amplio margen de mejora en eficacia y reducción de efectos secundarios, y podría abrir también  la puerta a nuevas posibilidades de diagnóstico y pronóstico del tumor", explica García Ovejero.

En el abordaje experimental se contará con las instalaciones comunes y los equipos tecnológicamente avanzados del Hospital Nacional de Parapléjicos, tales como el servicio de Microscopía y el servicio de Proteómica, entre otros. Además de Daniel García Ovejero, el equipo de investigación está integrado por Eduardo Molina-Holgado y Ángel Arévalo Martín, todos ellos  doctores pertenecientes al Laboratorio de Neuroinflamación del Hospital de Parapléjicos de Toledo.

Para apoyar este proyecto basado en el micromecenazgo hay que entrar en www.precipita.es,  punto de encuentro entre los investigadores y las personas interesadas en la ciencia, y un escaparate de proyectos en el que cualquiera, por muy poco dinero, puede ser parte de un proyecto científico e impulsar una investigación.

ACCEDE AL PROYECTO: https://www.precipita.es/proyecto/nuevas-armas-contra-los-tumores-ependimarios.html

COMPARTIR: