AGUA

Los ribereños sólo sacan una conclusión de los partidos del Congreso: la situación es insostenible

La situación de los embalses es preocupante
La situación de los embalses es preocupante

La Asociación de Municipios Ribereños de los Embalses de Entrepeñas y Buendía ha sacado como conclusión que los principales grupos políticos coinciden en que la situación de sus pueblos es insostenible, que han sido los principales damnificados por el trasvase y hay que hacer algo urgente para revertir su situación. 

Así lo ha señalado su presidente, Francisco Pérez Torrecilla, en una nota de prensa, tras reunirse con el grupo parlamentario Ciudadanos y completar así la ronda de encuentros con las principales fuerzas políticas del Congreso, cuyas posturas siguen alejadas sobre lo que se debe hacer con el trasvase Tajo-Segura..

Torrecilla, acompañado del vicepresidente y alcalde de Valle de Altomira, y de dos miembros más de la junta directiva, alcaldes de Canalejas y Cifuentes, se han entrevistado con el diputado por Murcia, Miguel Garaulet, y la portavoz regional del partido naranja en Castilla-La Mancha, Orlena de Miguel.

Para Torrecilla, el intercambio de posturas "fue enriquecedor, pues si bien la posición del diputado es completamente opuesta al movimiento de 'trasvase cero' iniciado por los ribereños, ambas posturas confluyen en la necesidad de dar una salida digna y urgente a la situación de los municipios, parte débil en un maremágnum de intereses políticos y económicos".

Ha añadido que todos coinciden en que al río Tajo y a sus ribereños les "cargaron con todas las obligaciones hídricas legales del mundo", que cumplen "escrupulosamente", pero nadie se acordó de otorgarles "un solo derecho, ni siquiera el derecho al agua potable. La Asociación de Municipios Ribereños se ha reunido ya con los cuatro principales grupos parlamentarios y admite que las posturas están muy alejadas respecto al trasvase, más allá de coincidir todos en que la situación "es insostenible". 

Algo más que una cuestión económica

La asociación advierte de que no se trata de un asunto meramente económico o social, sino que el río Tajo es patrimonio medioambiental de todos los españoles, hábitat para muchas especies y rasgo fundamental de la península. "No podemos dejarlo morir, mejor dicho, no podemos asesinarlo", ha afirmado Torrecilla. Por ello, los Municipios Ribereños esperan que el Gobierno desbloquee ya el Plan de Fomento de Uso Público y Adecuación Medioambiental del Entorno de los Embalses de Entrepeñas y Buendía.

COMPARTIR: