LARGO ENCUENTRO DE DOS HORAS Y MEDIA EN TOLEDO

Page acuerda con la ministra Ribera una comisión bilateral del agua y dar un impulso a los municipios ribereños

Fotos: Óscar Huertas
Fotos: Óscar Huertas

La ministra para la Transición Ecológica en funciones, Teresa Ribera, y el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, han mantenido durante más de dos horas y media una reunión en la que han abordado la problemática del agua en la Comunidad Autónoma, así como el escenario que plantea la región en materia energética.

Ribera ha atendido a los medios en rueda de prensa al finalizar la reunión, que ha calificado de "muy interesante", y ha querido comenzar asegurando que ambas instituciones han acordado seguir abordando la problemática del agua en sucesivas reuniones en el corto plazo.

Así, entre los grandes acuerdos alcanzados, los gobiernos de España y Castilla-La Mancha han acordado poner en marcha una comisión bilateral para mantener vías de comunicación para hablar de agua; mejorar el abastecimiento de los municipios ribereños de Entrepeñas y Buendía, a los que en ocasiones hay que llevar el agua en camiones cisterna pese a ser "solidarios" con el Levante; y sumar a estos municipios a los órganos donde se deciden los trasvases.

Partiendo de la premisa del agua como vector de desarrollo "que arrastra problemas emocionales, culturales e históricos" en la región, Ribera y García-Page han hablado de varios aspectos, que según la ministra "tienen que ver con las tres cuencas más importantes del territorio, y en particular al Tajo".

PageRiberaOtraOHAgosto2019Int690

Para Ribera, algo que se necesita "reforzar con renovada energía" a raíz de las sentencias del Tribunal Supremo por no cumplir con los caudales ecológicos en el río es "actualizar las inversiones en depuración de Madrid" y garantizar que el agua del Jarama "llegue en buen estado al Tajo".

Un enfoque diferente

Por otra parte, han hablado de infraestructuras y "precios" y de la cantidad de agua disponible en el tramo alto del Tajo, de la que se beneficia el Levante. "Sabemos que la solución a estos problemas, a parte de necesitar respuestas jurídicas complejas, necesitan un empeño y un enfoque diferente en los que venimos trabajando", ha dicho.

Y es que satisfacer la necesidad de agua del Levante requiere, según Ribera, trabajar también en la "desalación, la interconexión de infraestructuras" y un mejor aprovechamiento del agua.

"Pero el compromiso con los castellano-manchegos nos obliga a acelerar algo como es el abastecimiento de los Municipios Ribereños y corregir la anomalía que supone ser solidario con vecinos del sur y tener dificultad para acceder al agua", ha opinado.

Otra de las cuestiones importantes pasa por el hecho de que "las decisiones de gestión" de agua, en las que participan los pueblos destinatarios, "deben participar también los pueblos del Tajo, que es de donde sale el agua".

Todos estos asuntos se irán abordando en una Comisión Bilateral entre Junta de Comunidades y Gobierno de España donde Ribera apuesta por "encontrar un espacio común" en cuanto a las metas sin dejar de lado las soluciones del "corto plazo".

"Tenemos una ocasión magnífica. Está en ciernes la revisión de planes de cuenca con la que se tiene que cumplir con la Directiva Marco del agua, algo que exige pensar de otra manera, y los escenarios climáticos obligan a introducir desafíos nuevos", ha dicho.

García-Page confía en el entendimiento

Por su parte, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha vaticinado que Junta y Gobierno nacional se terminarán "entendiendo en todo" lo relativo a la transición ecológica y que el problema es "de ritmos". "A veces es mucho más fácil coincidir en las metas que en cómo llegar a ellas y hay un alto grado de coincidencia en los objetivos de fondo con el Ministerio. Coincidimos en todos los aspectos, incluido el agua", ha añadido.

Precisamente en esta materia, García-Page ha considerado que la incorporación "real y efectiva" de representantes de los pueblos ribereños de los embalses de la cabecera del Tajo "no es pequeña ni simbólica" y ha concretado que formarán parte de la Comisión de Explotación del Trasvase Tajo-Segura.

PageRiberaSolosAgosto2019Int690

Además, ha agradecido la iniciativa para poner en marcha la financiación que se destinará a estas poblaciones y ha afirmado que "este mismo otoño" se pondrán "manos a la obra para que ese dinero sea gastable".

El presidente regional también ha manifestado que espera que las conversaciones para la ampliación "notable" de la capacidad desaladora del país se retomen "cuanto antes" y ha insistido en que prefiere sentarse en una mesa de diálogo con el resto de territorios "antes que ningún conflicto".

Del mismo modo, ha comentado que la comisión bilateral entre el Gobierno de España y el Ejecutivo autonómico servirá para poner en común las "necesidades" hídricas de la región con las siete confederaciones hidrográficas de las que la Comunidad Autónoma forma parte, especialmente las del Tajo, el Guadiana y el Júcar.

Sostenibilidad energética

Por otra parte, Emiliano García-Page ha reiterado la apuesta de su Gobierno por la sostenibilidad en el ámbito de la energía y ha mostrado su agradecimiento a Ribera por el estudio del proyecto de "energía limpia y alternativa" que quiere plantear en toda la región "y muy particular en Villar de Cañas (Cuenca), lugar donde estaba prevista la construcción del Almacén Temporal Centralizado (ATC).

"Estuvimos ya de acuerdo en el problema del ATC, de los residuos nucleares y su emplazamiento", ha recordado, incidiendo en que este tema "tiene alternativa" con iniciativas como esta.

En este sentido, ha destacado que este modelo no solo es nuevo sino que es "infinitamente más rentable para los pueblos de la zona" que la construcción del ATC. "Hay un margen de acuerdo considerable", ha remachado.

 

COMPARTIR: