POLÉMICA EN EL AYUNTAMIENTO DE YUNCLER

Denuncian a un alcalde toledano por hacer un contrato a dedo y pagar un "desmesurado sueldo"

Luis Miguel Martín, alcalde de la localidad toledana de Yuncler
Luis Miguel Martín, alcalde de la localidad toledana de Yuncler

El Grupo Municipal Popular del Ayuntamiento de Yuncler (Toledo) ha anunciado mediante una nota de prensa que ha interpuesto una denuncia ante los Juzgados de Instrucción de Illescas "por un presunto delito de prevaricación continuado cometido por el actual alcalde del PSOE, Luis Miguel Martín Ruiz, al tener la oposición la constatación documental de la ausencia de todo trámite legal de concurrencia, publicidad y selección para contratar, en régimen laboral, al arquitecto municipal, responsable de los Servicios Técnicos Municipales, con el que, además, el alcalde mantiene claros lazos personales y familiares".

Desde el PP de Yuncler lamentan que haya tenido que ser "tras una ardua batalla legal de un año de duración, en el que han tenido que cruzarse diversos escritos y recursos, para que finalmente el pasado mes de diciembre de 2018 haya podido la oposición acceder a un breve informe del secretario-interventor y del propio alcalde, donde se reconoce la ausencia de todo procedimiento selectivo y, además, se informa del desmesurado sueldo establecido para este arquitecto, por una breve jornada inferior a las 20 horas semanales".

Para el Grupo Popular de Yuncler esto supone "una clara ilegalidad" y un "escándalo" para alguien que ha entrado “a dedo” en un Administración Pública a trabajar. En este sentido, desde el Grupo Popular de Yuncler alertan de que, a falta de la investigación de los hechos por parte de la justicia, con esta situación "se ponen en duda todos los trámites urbanísticos de la localidad realizados en los últimos diez años, aunque siempre sin perjuicio de terceros de buena fe".

Asimismo, aclaran que la denuncia "no se interpone por la posible incompatibilidad en la contratación a un familiar directo, con el que en el momento de ser contrato en 2007 ya mantenía lazos personales o de amistad, sino por el hecho concreto de contratarle en sucesivas ocasiones sin el más mínimo trámite legal o procedimiento selectivo, siendo un claro caso de contratación a dedo, supuesto este que los Juzgados y Tribunales vienen considerando prevaricación administrativa, con penas previstas de inhabilitación para el ejercicio del cargo público".

"Resulta muy llamativo que el propio alcalde de la localidad, tras tener que entregar a la oposición la documentación municipal que acredita la ausencia de todo procedimiento legal, haya tenido que despedir del Ayuntamiento al propio arquitecto municipal", lo que a juicio de Grupo Popular de Yuncler demuestra "el conocimiento de la presunta ilegalidad de los hechos cometidos por parte del regidor municipal y que trate de eludir las responsabilidad con el simple cese de la relación laboral".

COMPARTIR: