18 de noviembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

EQUIPARACIÓN

El alcalde de Mora, muy molesto con la Junta por lo ocurrido con los trabajadores del Plan de Empleo

“La Junta se pone las medallas y los ayuntamientos pagamos." Así de contundente se mostraba el alcalde de Mora, Emilio Bravo, tras informar que la pasada semana aprobó en Junta de Gobierno Local la equiparación de los salarios de los 64 trabajadores contratados en el marco del Plan de Empleo de la Junta de Castilla-La Mancha del año 2017 y los 34 del mismo Plan de 2018, a los trabajadores municipales de igual o similar categoría, conforme a las que se establece en el Convenio Colectivo del Personal Laboral del Ayuntamiento de Mora.

Y es que en las bases reguladoras del Plan Extraordinario por el Empleo en Castilla-La Mancha 2017, en su artículo 11 apartado 7 indica que “la entidad debe abonar a la persona contratada, el importe fijado en el convenio colectivo de aplicación y, en todo caso, el salario mínimo interprofesional establecido.”  En este sentido, Bravo apuntaba que la voluntad del equipo de gobierno “ha sido siempre la de cumplir escrupulosamente la legalidad vigente y el Convenio Colectivo del Personal Laboral del Ayuntamiento de Mora."

Desde el Consistorio remarcan que el Convenio Colectivo moracho indica en su artículo 1, que dicho convenio colectivo no es de aplicación al personal contratado en el marco de Planes de Empleo como el promovido por la Junta, motivo por el cual pagó a estos trabajadores el salario mínimo interprofesional tal y como indican las bases de la Junta.

Por todo ello, el regidor moracho consideraba que actuaba correctamente en todo momento al cumplir las bases establecidas por la Junta y su propio convenio colectivo. Emilio Bravo indicó a los presentes que “siempre hemos respetado escrupulosamente la legalidad vigente y hemos trabajado para garantizar la igualdad de oportunidades y la no discriminación de unos trabajadores con respecto a otros desde que gobernamos en Mora."

"Hemos acordado en Junta de Gobierno local esta equiparación salarial como no podía ser de otro modo, aunque hasta la fecha no hemos recibido el requerimiento en materia laboral, pero hemos adoptado este acuerdo por nuestro compromiso por la igualdad laboral”, añadía Bravo.

El acuerdo se extenderá también a los 34 trabajadores contratados en el mismo Plan de Empleo de este año 2018, aunque en esta ocasión las bases reguladoras del Plan en su apartado 6 indican que “la entidad debe abonar a la persona contratada, al menos, el importe fijado como salario mínimo interprofesional, salvo que, con carácter expreso, se establezca uno superior en el convenio colectivo de aplicación,” que según el Ayuntamiento de Mora es justo lo contrario que se decía en 2017.

“Vamos a aplicar esta equiparación salarial no solo a los trabajadores del Plan del empleo de 2017, sino también a los de 2018 y siguientes ya que desde el ayuntamiento siempre hemos pretendido ayudar a los desempleados morachos solicitando estos planes de empleo, siempre hemos cumplido con la legalidad y con nuestro convenio colectivo, motivo por el cuál haremos un gran esfuerzo todos los morachos para asegurar esta equiparación salarial porque es lo correcto”, explicaba contundente Bravo,

De igual modo, el regidor moracho agregaba que “la Junta debería tomar cartas en el asunto, ya que promueven estos Planes de Empleo con dinero de los demás, los paga el fondo Social Europeo, varias Diputaciones provinciales y los Ayuntamientos," limitándose a “ponerse la medalla”, redactando unas bases que "dejan a los Ayuntamientos indefensos jurídicamente, debiendo pagar a toro pasado mucho más de lo previsto por unas contrataciones que considerábamos correctas, que han sido justificadas a la Consejería correspondientes no recibiendo ninguna objeción al respecto”.

COMPARTIR: