DENUNCIA DE IZQUIERDA UNIDA

Así tratan de hacer negocio algunas empresas con los trabajadores de las residencias de Castilla-La Mancha

Izquierda Unida de Castilla-La Mancha ha tenido conocimiento de la existencia de empresas que están mandando presupuestos a los trabajadores y trabajadoras, aprovechando la situación para la venta de mascarillas y EPIs, sabiendo que la Junta de Comunidades "no está dotando adecuadamente" a los centros de estos equipos.

"A pesar de los constantes e inciertos mensajes de adquisición de millones de EPIs por parte de la Junta la realidad es que los trabajadores no disponen del material suficiente para protegerse y, en la mayoría de los casos, ni el adecuado, porque han tenido que recurrir a las donaciones de material como batas, impermeables, monos tipo buzo, pantallas fabricadas por los makers, mascarillas y gorros hechos artesanalmente", asegura la formación en nota de prensa.

Desde IU explican que en algunos centros de trabajo "las trabajadoras han puesto dinero, de su bolsillo, para hacer una caja de resistencia para comprar los materiales sanitarios que precisaban y que la Junta no se ha preocupado de dotar. De esta forma, las empresas se aprovechan de los trabajadores y trabajadoras, que se encuentran desprotegidos, haciendo negocio directamente con ellos".

Aunque ahora comienza a llegar más de materiales, desde Izquierda Unida alertan que "sigue siendo totalmente insuficiente y tienen que recurrir al reciclaje una y otra vez hasta que las batas se rompen de tanto rociarlas de agua y lejía y han de ser esterilizadas en autoclaves que han conseguido las representantes sindicales, ante la falta de capacidad de respuesta de una administración que no ha sabido satisfacer las necesidades de los centros que administra, sean residencias o centros sanitarios. Los trabajadores se han organizado en muchos sitios, al margen de las direcciones de los centros y de la misma Junta para conseguir EPIs y los materiales que necesitaban".

También explican que "ahora nos encontramos algunas empresas, distribuidoras de mascarillas, guantes, gel hidroalcohólico y otras cosas, que están enviando presupuestos directamente a las trabajadoras de residencias y centros asistenciales. Se aprovechan de la debilidad del sistema público y de la inseguridad y el miedo que hay entre los trabajadores ante los posibles contagios".

"No resulta comprensible que la Junta de Comunidades no adquiera directamente los materiales que le ofrecen a los trabajadores", han manifestado fuentes de Izquierda Unida. "Se está demostrando que el desabastecimiento de los EPIS está más relacionado con la ineficacia del Gobierno regional que con la falta de ellos en el mercado. Si se les ofrece a los trabajadores para que los adquieran no se entiende que no lo haga la Junta de forma inmediata".

"Después de ocho semanas de estado de alarma, y muchas más desde que se conociera la llegada del virus a España, los trabajadores de las residencias de ancianos y de los centros sanitarios, incluidos los hospitales, continúan denunciando la falta de EPIs, como hoy mismo hemos sabido de los sanitarios del servicio de urgencias del Hospital Virgen de la Salud", añaden en el comunicado.

IU exige a la Junta de Comunidades a que se interese por esta situación y que se ponga a trabajar para "evitar que las empresas hagan caja a costa de la desesperación de los trabajadores y trabajadoras, adquiriendo directamente estos materiales a los precios regulados por el Gobierno central".

Compartir
Update CMP