14 de diciembre de 2017
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

OPINA SOBRE EL PAÍS VASCO Y CATALUÑA

Page da la espalda a los privilegios en la España de las autonomías

Emiliano García-Page, presidente de Castilla-La Mancha
Emiliano García-Page, presidente de Castilla-La Mancha

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, ha explicado este miércoles que él asume el Cupo vasco "como un hecho constitucional" pero que el Concierto "genera desconcierto". Además, ha dejado claro que si en algún momento se plantea una quita para la deuda autonómica, debe aplicarse a todas las comunidades.

Así lo ha señalado en el Congreso, donde ha acudido a la recepción por el 39 aniversario de la Constitución, donde la reforma del sistema de financiación autonómica ha sido uno de los temas estrella de los denominados 'corrillos'.

El también líder del PSOE en Castilla-La Mancha ha valorado "positivamente" que "por primera vez" el PNV diga que el cupo "no es una cosa exclusiva del País Vasco" y haya planteado que se pueda exportar a otros territorios. "No es el modelo de referencia, pero es una aportación", ha comentado.

Pero Page ha querido diferenciar entre el Concierto --el sistema de financiación propio de Euskadi que regula sus relaciones fiscales con el Estado-- y el Cupo --la aportación monetaria que el País Vasco hace al Estado por los servicios que éste presta en su territorio.

Según ha dicho, él asume como un "hecho constitucional" el Cupo vasco. "Ahora --ha puntualizado-- el Concierto puede generar desconcierto y pasar del Concierto vasco al desconcierto en la financiación autonómica puede ser un problema".

Contra la proliferación de Haciendas

Preguntado sobre la Hacienda autonómica que defiende para Cataluña el candidato del PSC, Miquel Iceta, Page ha llamado a distinguir "entre tener más recursos y quién los cobra" y ha dejado claro que "tener demasiadas administraciones fiscales es incompatible" con la necesidad que hay, a su juicio, de "reforzar los datos de solidaridad y cohesión social".

Respecto a la posibilidad de que se condone la deuda a las comunidades, como también ha planteado Iceta, el mandatario castellano-manchego ha respondido: "Me parece bien que cada uno reclame para sí, pero, si hay quita, la tiene que haber para toda España".

Además, ha insistido en que un acuerdo sobre la financiación autonómica pasa porque todos los territorios pacten que "la sanidad, la educación y la prestación de los servicios sociales tengan unos parámetros de gestión similares en el conjunto de España".

"Si eso es así, habrá acuerdo y, hoy por hoy, es evidente que hay una diferencia de trato entre comunidades", ha aseverado, a la vez que ha recomendado negociar la financiación "con sosiego y sin ruido" porque "si la conclusión es que para sacar más dinero es bueno hacer ruido nunca habrá calma territorial".

COMPARTIR: