10 de diciembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

POLÉMICA EN LAS CORTES

Barreda, de espiado a supuesto espía: otra de cloacas en Castilla-La Mancha

José María Barreda
José María Barreda

El portavoz del PP en las Cortes de Castilla-La Mancha, Francisco Cañizares, ha salido al paso de las afirmaciones realizadas este lunes por el expresidente regional José María Barreda, quien daba por hecho que había sido investigado tras dejar su cargo por orden del Ejecutivo de María Dolores de Cospedal, y le ha recordado que en 2010 la justicia sentenció que Detectives Almirante "espió a los máximos representantes del PP de Ciudad Real" y que estos detectives "estaban vinculados" con el Gobierno del propio Barreda.

Así ha reaccionado el dirigente 'popular' un día después de que Barreda apuntara que incluso cargos del PP le llegaron a reconocer que en el seno de su partido había una "consigna" para destruirle. "En 2010 Detectives Almirante espió a los máximos representantes del PP de Ciudad Real siendo Barreda el secretario general de los socialistas. No es que lo diga yo, no es que lo crea, es que fuimos a juicio y en el juzgado reconocieron la realidad, que estábamos siendo espiados por detectives privados vinculados al Gobierno de Castilla-La Mancha", ha insistido.

Sin embargo, la portavoz del PSOE en las Cortes de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández, ha acusado a Cañizares de mentir "flagrantemente" sobre el espionaje de Detectives Almirante al Partido Popular de Ciudad Real en 2010, ya que ese encargo lo realizó una persona particular que "nada tenía que ver" con el Gobierno socialista de José María Barreda, tal y como asegura el dirigente 'popular'.

"Miente flagrantemente, Detectives Almirante fue contratada por una persona particular que no está vinculada al PSOE ni lo ha estado nunca y que ni conocemos personalmente", ha señalado, recordando que el entonces denunciando "se sentía acosado" por la entonces alcaldesa del PP, Rosa Romero, "y por eso investigó el patrimonio de varios concejales".

Sobre el presunto espionaje sufrido por José María Barreda y encargado por el Gobierno del PP, Fernández ha considerado que "la prueba más evidente" de que se llevó a cabo es que ni el presidente 'popular', Francisco Núñez, ni el propio Cañizares, "lo han negado".

"No se atreven a negarlo los dirigentes del PP. No hay prueba mayor", ha insistido, al tiempo que ha pedido al nuevo líder de los 'populares' castellano-manchegos que haga "un paréntesis" con su antecesora.

COMPARTIR: