ATENCIÓN A LOS TERMÓMETROS

Llega la primera ola de calor del año en toda España con temperaturas de 38 grados en el Valle del Tajo

Imagen de archivo de Europa Press
Imagen de archivo de Europa Press

El primer episodio del calor del año se extenderá desde este viernes hasta mediados de la próxima semana y las temperaturas calurosas llegarán a los termómetros de prácticamente toda España, según la Agencia Estatal de Meteorología que espera cielos despejados y estabilidad generalizada.

El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, ha destacado a Europa Press las temperaturas "muy altas" que se registraron ya el jueves y también este viernes en Galicia, donde se llegó a 36 grados centígrados (ºC) en Ribadavia (Orense) y a 35ºC en Orense capital, así como en diferentes puntos de los valles del Guadiana y del Guadalquivir.

De hecho, ha destacado que este viernes se ha activado el primer aviso por temperaturas máximas muy altas de este año 2019 ya que en Galicia se llegará o superarán este fin de semana los 36ºC y en muchas zonas de Galicia y la costa norte del país se podrán rozar los 33 o 34ºC. En concreto, espera que se superen los 30ºC y puntualmente los 32ºC en el interior de Asturias, Cantabria y País Vasco.

Por su parte, en la meseta norte también se prevé llegar a 32 o 33ºC en Valladolid, Zamora y en el Valle del Ebro, igual que en Madrid y en la meseta sur, mientras en los valles del Guadiana y del Guadalquivir se llegará a 35ºC o 36ºC y puntualmente a 37ºC en Córdoba.

"Son temperaturas muy altas para aún ser mayo", ha comentado Del Campo que ha pronosticado una nueva subida generalizada este sábado, excepto en Galicia, donde bajarán ligeramente. Así, prevé que este sábado en el interior de Galicia y del Cantábrico se superen los 30 o 32ºC, y los 33 o 34ºC en el interior del País Vasco.

Hasta 38 grados en el Valle del Tajo

El sábado en la meseta norte y en el valle del Ebro se llegará a uno 35ºC; en Madrid estarán entre 33 y 35ºC y en los valles del Tajo, Guadiana y del Guadalquivir ascenderán hasta 36 o 38ºC. Tampoco Canarias se librará del calor ya que Del Campo espera que desde el sábado al martes el archipiélago y en especial Gran Canaria, Fuerteventura y Lanzarote llegarán a 30 o 32ºC.

Así, ha añadido que las temperaturas más frescas de la Península este fin de semana se darán en el Levante y en el litoral mediterráneo donde soplarán vientos frescos del mar y no se superarán los 27ºC en el litoral de toda la fachada mediterránea aunque en el interior llegarán a 30ºC. En el Estrecho seguirá el temporal de Levante y también tendrán temperaturas más frescas que en el resto de España.

Durante el domingo, prevé que descienda el mercurio en el norte, en el Cantábrico, Galicia y oeste de Castilla y León, mientras que subirán en la mitad oriental peninsular y ese día quizá podría haber algunas lluvias ligeras en Galicia. También serán algo más frescas que los días anteriores las temperaturas en el Cantábrico donde se quedarán entre 26 y 28ºC mientras que en el interior de Galicia, Asturias, Cantabria y en el interior del País Vasco se situarán entre 30 y 32ºC.

En el litoral del Cantábrico los termómetros estarán en torno a 25ºC y seguirá el calor en el resto de España. A su vez, en la meseta norte rondarán los 33 y 35ºC y en el valle del Ebro se podrán superar los 35ºC. En los valles del Tajo, Guadiana y Guadalquivir subirán a 36 o 38ºC e incluso el domingo se podrán superar los 38ºC en Córdoba y Jaén.

La próxima semana

Respecto a la próxima semana, Del Campo prevé que las temperaturas descenderán el lunes en el Cantábrico y también, pero menos, en toda la mitad oeste, mientras que por el contrario subirán en el sur de Andalucía y de Levante.

Ese día, las mínimas también serán "algo altas" en la mitad sur, ya que el portavoz prevé no bajar de 18 o 20ºC por la noche. "No se esperan noches tropicales, de más de 20ºC pero estarán cerca en la mitad sur", ha comentado.

En concreto, el lunes en el Cantábrico no superarán los 20 a 25ºC de máximas; los 30ºC en la meseta norte; los 33 a 35ºC en el valle del Ebro y, en general, en toda la mitad sur y en el centro peninsular. Además, ha subrayado que en el valle del Guadalquivir y en particular en puntos de Córdoba, Sevilla y Andújar (Jaén) se podrá alcanzar los 39ºC e incluso puntualmente rozarán los 40ºC.

Más bajas estarán en el interior de la Comunidad Valenciana y Murcia, donde se quedarán entre 33 y 35ºC. De cara al martes y el miércoles la bajada de temperaturas será generalizada ya que entre los dos días el descenso será de unos 10 grados porque entre el lunes y el miércoles este aire cálido será sustituido por aire más fresco del Atlántico.

De ese modo, prevé que el martes haya cielos nubosos y algunas lluvias en el Cantábrico y el miércoles la situación será parecida y se podrán extender a todos los puntos del norte en forma de tormentas que afectarán al Cantábrico y al Pirineo occidental.

En cuanto a las temperaturas, ha indicado que aún seguirá haciendo calor en la mitad oriental y espera que pese al descenso en puntos como el valle del Ebro aún se podrán superar los 35ºC. En Castilla y León no se superarán los 30ºC excepto en Valladolid y Segovia y en el Cantábrico oscilarán entre los 18 y los 22ºC.

Ese día se esperan cerca de 32ºC en Madrid y en cambio en el este de Castilla-La Mancha, interior de Valencia y Murcia rozarán los 35ºC, igual que en el valle del Guadalquivir y de nuevo en Jaén podrán llegar ese día a 37 o 38ºC. En cuanto a Baleares, el portavoz espera que suban las temperaturas y que en el litoral de Mallorca lleguen a superarse los 32ºC.

Bajada de temperaturas el miércoles

Sobre el miércoles, Del Campo ha dicho que las temperaturas bajarán "en casi todas partes" menos en las comunidades más cercanas al Mediterráneo, donde se mantienen o suben, sobre todo en Valencia y Murcia, que alcanzarán los 35ºC mientras en el resto de España dificílmente se llegará a 30ºC excepto en el valle del Guadalquivir, donde bajarán 7 u 8 grados centígrados. Así, por ejemplo en el valle del Ebro llegarán a 30ºC y en Madrid a unos 27ºC; en la meseta norte oscilarán los 25ºC y en el Cantábrico bajarán hasta situarse en 16 o 18ºC.

Tras este bajón, de nuevo a partir del miércoles comenzarán a recuperarse las temperaturas hasta situarse a valores normales para la época en toda España menos en el interior de las comunidades de Levante, donde aún hará algo más de calor del normal. Así, desde entonces, las lluvias regresarán pero afectarán de forma débil exclusivamente al tercio norte.

En definitiva, el portavoz de la AEMET ha concluido que este es el primer episodio cálido o de temperaturas altas para la época en este año en España, pero ha insistido en que no se dan las condiciones para denominarlo ola de calor.

En general, ha comentado que desde el viernes al lunes la mayor parte de España tendrá temperaturas entre 5 y 10ºC superiores a las normales, mientras en Canarias y en el noroeste de la Península se situarán estos días hasta entre 10 y 15ºC por encima de lo normal. El miércoles se quedarán ente 5 y 10ºC por debajo de lo normal en el norte y en los siguientes días los termómetros se irán normalizando.

Finalmente, ha asegurado que esta situación de calor no se debe a una masa de aire africana sino a que el anticiclón está "muy estable" en la Península y esto provocará que el calentamiento diurno no ventile la atmósfera y se quedará confinado a las capas bajas de la atmósfera. "Es un calentamiento autóctono, no de origen sahariano como en otras ocasiones", ha concluido.

COMPARTIR: