ACCIDENTE

Espectacular rescate de un montañero toledano herido en el Pirineo oscense

Imagen de archivo Imagen de archivo

La Guardia Civil ha realizado cinco rescates en el Pirineo oscense durante este puente de la Constitución y de la Inmaculada. Una de las intervenciones ha sido la recuperación del cuerpo sin vida de un esquiador, que fallecía al precipitarse por un barranco fuera de pistas, el pasado sábado.

El primer aviso entró a las 10.30 horas del viernes, 6 de diciembre, en la Central 062 de la Benemérita a través del 112, alertando de que un montañero, que se encontraba en la zona del barranco de Culibillas, en el término municipal de Sallent de Gallego, había sufrido varias caídas en el descenso del Pico Anayet, desde el Corredor de los Franceses, llegando a perder el conocimiento y ya sin fuerzas para proseguir su camino de vuelta.

Al lugar acudieron efectivos del Equipo de Rescate e Intervención en Montaña de Panticosa, la Unidad Aérea de Huesca y un médico del 061, quienes encontraron al montañero, vecino de La Puebla de Montalbán (Toledo), acompañado por varias personas. Mediante un apoyo parcial de la aeronave, fue evacuado hasta el helipuerto de Panticosa y, desde allí, en ambulancia al hospital de Jaca.

A las 12.35 horas del mismo día, se recibió aviso, dimanante de la central 062 de la Guardia Civil de Huesca a través del 112, informando de que un montañero había sufrido una caída en las inmediaciones de la cima de la Mesa de los Tres Reyes, término municipal de Ansó, y que tenía un fuerte dolor en el tobillo que le impedía continuar.

Se activó inmediatamente el dispositivo con especialistas de la Sección de Rescate e Intervención en Montaña de Jaca, de la Unidad Aérea de Huesca y con un médico del 061. Una vez en la zona, los especialistas fueron depositados mediante un apoyo parcial de la aeronave en el collado del citado pico donde se encontraba el accidentado.

El montañero, de 48 años vecino de Donostia, fue rescatado, trasladado al Refugio de Linza y atendido por el facultativo sanitario, quien determinó su evacuación a Jaca y de allí fue trasferido a una ambulancia convencional hasta el Hospital de Jaca.

El siguiente aviso llegó el día 7, a las 15.20 horas, en la central del 062, alertando de que un senderista con raquetas, de 47 años y vecino de Zaragoza, se había quedado enriscado en las inmediaciones del Ibón de Iserías, término municipal de Canfranc, y no se atrevía a continuar la marcha.

Hasta el lugar se desplazaron especialistas del Servicio de Rescate e Intervención de Montaña de Jaca, de la Unidad Aérea de Huesca y un médico del 061. Tras localizar al accidentado, lo evacuaron, mediante un apoyo parcial de la aeronave, a la estación de esquí de Candanchú, donde continuó por sus propios medios.

Poco después, sobre las 15.30 horas, entró otro aviso indicando que un esquiador, que estaba fuera de pistas en la zona de Loma Verde, se había salido de un camino y precipitado 200 metros por un barranco. Otros dos compañeros suyos quedaron enriscados.

Hasta el lugar de los hechos se desplazaron efectivos del Sección de Rescate e Intervención en Montaña de Jaca, la Unidad Aérea de Huesca y un médico del 061. Al llegar al lugar constataron que el hombre que se había precipitado por el barranco había fallecido. Los otros dos esquiadores fueron rescatados ilesos.

Por último, este lunes ha llevado un aviso, a las 13.00 horas, alertando de que un senderista presentaba una posible lesión de tobillo al sufrir una caída cuando bajaba de la Peña Oroel.

Compartir
Update CMP