CREE QUE CON LAS NUEVAS MEDIDAS ES SUFICIENTE

Illa niega que se vaya a decretar otro confinamiento en casa: "Ni estamos trabajando en ello ni lo prevemos"

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha descartado este lunes decretar confinamientos domiciliarios en los próximos días y ha confiado en que, con las medidas incluidas en el nuevo estado de alarma, se podrá controlar la evolución de la pandemia.

Las declaraciones del ministro, que ha pedido "no entrar en una especie de competición para ver quién toma la medida más dura", coinciden con la solicitud del Gobierno de Asturias, que ha pedido al Gobierno central un confinamiento domiciliario durante 15 días.

"Ahora no lo prevemos. Ni estamos trabajando en ello ni lo prevemos. Pensamos que con el abanico de medidas que están a disposición de las autoridades de las Comunidades Autónomas para poder actuar es suficiente", ha asegurado el ministro en un conferencia telemática organizada por la agencia barcelonesa Intermedia.

Illa ha negado "rotundamente" que el Gobierno se esté planteando decretar el confinamiento domiciliario esta semana y ha insistido que con las medidas disponibles actualmente -toque de queda, limitación de reuniones sociales o confinamientos perimetrales- se podrá controlar la pandemia.

"Así se ha hecho, por ejemplo, en Cataluña, donde, sea dicho con toda la prudencia, estamos viendo una cierta estabilización de casos. O en Madrid, donde aplicamos medidas del mismo tipo hace ya unas semanas y hemos visto cómo se ha estabilizado y va bajando", ha señalado Illa.

Al respecto, el ministro ha pedido "templanza" y "saber esperar el tiempo necesario" para poder ver los efectos de las medidas.

"Con esta pandemia hemos visto que las cosas no son de un día para otro. Cuando uno toma medidas se tarda entre 10 y 15 días en ver los resultados. Por lo tanto, debemos tener un punto de templanza y saber esperar el tiempo necesario para poder ver los efectos de una medidas muy drásticas, y no entrar en una especie de competición para ver quién toma la medida más dura", ha enfatizado.

El ministro ha confiado en que, con "una actitud correcta de la ciudadanía" y una "contundencia proporcionada a la realidad epidemiológica", las medidas actuales serán "suficientes" para controlar la pandemia.

Compartir