16 de noviembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

CUATRO DETENIDOS DE NACIONALIDAD ALBANESA QUE HABÍAN LEVANTADO UN CAMPAMENTO

Espectacular operación antidroga al estilo colombiano en un parque natural de Castilla-La Mancha

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado un grupo criminal dedicado al cultivo y distribución de marihuana en el Parque Natural Serranía de Cuenca. Los agentes han detenido a los cuatro integrantes del grupo y han desmantelado tres plantaciones de marihuana que se encontraban ocultas entre extensiones de pinares y espesa vegetación de difícil acceso.

El grupo criminal, de carácter internacional, estaba compuesto por cuatro ciudadanos de nacionalidad albanesa. Los detenidos habían levantado un campamento de campaña que les permitía mantener vigiladas las plantaciones y los secaderos durante las 24 horas del día. Gracias a la colaboración ciudadana se han intervenido más de dos toneladas de plantas y cogollos de marihuana.

La investigación se inició a comienzos del mes de octubre cuando, gracias a la colaboración ciudadana, los agentes tuvieron conocimiento de la presencia de los detenidos en el municipio de Huélamo (Cuenca). En menos de una semana, los investigadores localizaron su base de operaciones, ubicada en pleno parque natural de la sierra conquense. Concretamente, se encontraba en una zona de bosque de muy difícil acceso a la que sólo se podía llegar a pie, tras una caminata de más de media hora.

En ese lugar levantaron un verdadero campamento donde residían, dedicando todo su tiempo al mantenimiento y vigilancia de las plantaciones de cannabis sativa, lo que dificultó la investigación sobre el terreno.

Los investigados confeccionaron dos amplios secaderos preparados para soportar las inclemencias meteorológicas. Asimismo, elaboraron un sofisticado sistema de suministro de agua mediante tuberías soterradas y balsas artificiales de gran capacidad, quedando todo ello cuidadosamente camuflado entre la vegetación.

Cuando los agentes identificaron a los miembros del grupo criminal y localizaron su base de operaciones, realizaron un dispositivo en el que participaron 30 policías nacionales. Como resultado del dispositivo, los agentes localizaron y detuvieron a todos sus integrantes. Además, desmantelaron la infraestructura que habían levantado e intervinieron las plantas y cogollos de marihuana que estaban procesando para su posterior distribución.

La cantidad de plantas y cogollos de marihuana aprehendidos arrojaron un peso de 2.060 kilogramos, que actualmente está valorada en 11,3 millones de euros en el mercado negro, según los datos de la Policía. Para su transporte fue necesario un camión con contenedor que tuvo que vadear el río Júcar y recorrer caminos forestales para aproximarse al campamento de campaña, ya que fue imposible su acceso con vehículo pesado.

Los agentes también intervinieron 1.600 € en efectivo, un vehículo, cuatro teléfonos móviles y una báscula electrónica. Los cuatro detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Cuenca.

Según ha informado el jefe de la brigada de la policía judicial de Cuenca, Francisco Sánchez, "está claro que montar la infraestructura que tenían allí este no sería el primer año que lo hicieran". Asimismo, ha declarado que los detenidos estaban preparando otra plantación y habían hecho otros 120 agujeros en el campo con la intención de seguir cultivando la temporada que viene. "Parece una plantación más de la selva colombiana que de la Serranía de Cuenca", ha señalado.

Según el subdelegado del Gobierno, esta se considera la mayor de las operaciones de estas características tanto en Cuenca provincia como en Castilla-la Mancha y casi en España.

COMPARTIR: