MÁS DE 200 TONELADAS DE SAL

Guadalajara pone en marcha el mayor despliegue de la historia: operarios, quitanieves...

El Ayuntamiento de Guadalajara ha movilizado a cerca de 200 operarios y a unos 40 vehículos, y ha hecho acopio de 240 toneladas de sal para afrontar el temporal de frío y nieve que tiene previsto llegar este jueves a la ciudad.

La concejala de Seguridad y Emergencias, Pilar Sánchez, ha presentado ante los medios de comunicación los detalles del dispositivo especial con el que el Ayuntamiento de Guadalajara hará frente al paso de la tormenta Filomena, que según las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) podría dejar en la ciudad nevadas con espesores importantes de cara al fin de semana.

"El Ayuntamiento ha llevado a cabo la mayor movilización de recursos de su historia, ante previsiones de nieve y hielo que pueden ocasionar consecuencias realmente duras", ha destacado Sánchez, quien ha matizado que "estas previsiones es cierto que son cambiantes, pero estamos preparados para actuar", ha informado en una nota de prensa el Consistorio.

El dispositivo especial de contra la nieve y el hielo movilizará hasta 187 operarios y a 39 vehículos (cinco de ellos quitanieves), sumando 14 camiones, 18 furgonetas, un dúmper con pala, dos barredoras y cuatro vehículos móviles.

Además, ha dispuesto 240 toneladas de sal, seis veces más de lo habitual, ha apuntado Sánchez, que ha añadido que "aunque el Consistorio ha puesto a disposición de la ciudad todos los recursos disponibles para garantizar la movilidad", la colaboración ciudadana "será imprescindible para impedir el bloqueo de la ciudad".

En este sentido, ha pedido a la ciudadanía que durante este fin de semana evite los desplazamientos, reduciendo la utilización del vehículo privado a lo estrictamente imprescindible, y ha instado a que se haga "un uso responsable" de los teléfonos de emergencia.

Un gabinete de crisis permanente supervisa la evolución del temporal y el funcionamiento del dispositivo especial, desde el que ya se han empezado a repartir vallas y elementos de balizamiento con los que la Policía Local cerrará las calles con pendiente en las que quedarían atrapados los vehículos en caso de que el espesor de la nevada sea importante.

Compartir