COMUNICADO OFICIAL DE LA DIÓCESIS DE CIUDAD REAL

El obispo emérito de Ciudad Real entra en situación muy crítica y se espera un "fatal desenlace" de manera inminente

Antonio Algora Antonio Algora

Antonio Algora, obispo emérito de Ciudad Real, ha sufrido un fallo multiorgánico en estas últimas horas según la última información ofrecida por el equipo médico que lo está atendiendo. "Se espera un fatal desenlace de manera inminente", tal como informa textualmente la Diócesis de Ciudad Real en un comunicado oficial de prensa.

Don Antonio ingresó en el Hospital de La Paz de Madrid el pasado domingo 20 de septiembre, aquejado de una neumonía bilateral a causa de la COVID-19. Desde entonces, aunque ha habido algún momento de mejoría y de estabilización de su estado, no ha salido en ningún momento del estado de extrema gravedad.

"Seguimos pidiendo a todo el pueblo de Dios, laicos, monasterios y casas religiosas, consagradas y consagrados, sacerdotes y parroquias, que continúen rezando y ofreciendo la eucaristía, especialmente en estos momentos tan difíciles. Encomendamos al obispo a la intercesión maternal de la Virgen María", termina el comunicado.

Compartir