PIDEN EL ARCHIVO DE LOS PROYECTOS DE TIERRAS RARAS

PP y Podemos vuelven a hacer la pinza al Gobierno de Page en las Cortes

Francisco Martínez Arroyo, consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, este jueves en las Cortes. Fotos: Héctor Martín. Francisco Martínez Arroyo, consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, este jueves en las Cortes. Fotos: Héctor Martín.

El PP y Podemos han aprobado este jueves en el pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha una resolución presentada por la formación morada para pedir al Gobierno regional que archive de "inmediato" los proyectos mineros de tierras raras que afectan a la comarca de Campo de Montiel (Ciudad Real).

En concreto, solicitan que se suspendan los proyectos de "Matamulas", 'Rematamulas F1', 'Rematamulas F2', que afectan a los municipios de Torrenueva y La Torre de Juan Abad, porque creen que "existen motivos suficientes para ello, en cumplimiento de la legislación vigente y tal y como indican los sucesivos informes remitidos al respecto por la oficina del Defensor del Pueblo".

La resolución ha sido aprobada tras el debate general solicitado por Podemos sobre los proyectos de tierras raras en Castilla-La Mancha.

Se repite lo de febrero

El grupo socialista ha votado en contra del texto, mientras que han votado a favor el PP y Podemos, al igual que hicieron el pasado mes de febrero, cuando aprobaron otra resolución de la formación morada para instar al Gobierno regional a que crease un grupo de trabajo con el fin de redactar una ley que impida la minería de tierras raras en la región.

Desde la tribuna de invitados del salón de plenos, han seguido el debate los representantes de la Plataforma Sí a la Tierra Viva, quienes el pasado 21 de mayo convocaron una manifestación a la que asistieron varios cientos de personas, acompañadas por tractores y jinetes con caballos, en Torrenueva para rechazar los proyectos de minería de tierras raras en la comarca del Campo de Montiel.

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha defendido que el Gobierno autonómico "no puede saltarse la ley" y, por tanto, lo que hace es "cumplir estrictamente la normativa y dar garantía a todas las partes interesadas".

No obstante, ha rechazado que el Ejecutivo de Emiliano García-Page sea "amigo" de la compañía Quantum Minería, a la que denegó el plazo adicional de dos meses que había solicitado para elaborar el estudio de impacto ambiental.

Con ello, ha explicado que la Junta ha enviado a la compañía las alegaciones al proyecto, que tiene el plazo de un mes para dar respuesta a las mismas, hasta el 20 de julio.

"Estamos siendo prudentes, defendiendo los intereses de Castilla-La Mancha con contundencia. Siempre los intereses de Castilla-La Mancha van por delante de otros", ha afirmado.

El recordatorio del consejero

Además, Martínez Arroyo ha recordado que los permisos los concedió en el año 2013 el Gobierno de María Dolores de Cospedal y ha tachado de "sorprendente la incoherencia", a su juicio, del PP, que en este asunto está del lado del medio ambiente, pero no en otros como la instalación de un almacén de residuos nucleares en Villar de Cañas (Cuenca).

Por su parte, el portavoz de Podemos en el Parlamento autonómico, David Llorente, ha recalcado la "fuerza" demostrada por "el movimiento popular" el pasado 21 de mayo en la comarca de Campo de Montiel, reivindicaciones que no han sido atendidas por el Gobierno regional.

A su juicio, el Ejecutivo de Emiliano García-Page "ha tenido en su mano en todo momento la posibilidad de archivar conforme a la ley los expedientes mineros", pero no lo ha hecho.

"Las solicitudes nunca debieron haber sido admitidas a trámite, la propia promotora carecía de concesión de caudales de agua necesarios", ha aseverado Llorente, quien también ha denunciado que el director general de Industria, Energía y Minería, José Luis Cabezas, "actuó de facto como relaciones públicas de Quantum reproduciendo el argumentario falaz de la empresa".

"No hay otra solución, se lo advertimos claramente, no lo vamos a permitir, obedezcan al pueblo, cumplan la ley y archiven de una vez los expedientes de los proyectos mineros", ha reclamado Llorente y ha acusado tanto al PP como al PSOE de ser "responsables de haber generado este problema".

Mareando la perdiz

Por su parte, el parlamentario del PP Antonio Martínez ha acusado al Gobierno autonómico de seguir "mareando la perdiz con algo que deberían haber archivado y dejado de lado hace mucho tiempo" y que ha afirmado que "lo ha dicho también la defensora del pueblo".

"Menos fotos del Gobierno poniendo en libertad a los linces y más compromiso con la comarca de Campo de Montiel", ha solicitado Martínez, quien también ha reprochado al Gobierno regional que haga "oídos sordos" a las peticiones de los vecinos, colectivos e instituciones públicas.

"Page se ha convertido en enemigo y problema para el campo", ha considerado el parlamentario 'popular', una posición que ha confrontado con la de su partido: "Mi grupo estará del lado de los vecinos que digan no a esas minas".

Ante las declaraciones de Podemos y del PP, la diputada socialista Carmen Torralba ha asegurado que "no cabe duda de que el proyecto será inviable en breve tiempo" y "la empresa debe respetarlo".

Pero ha defendido que el Gobierno autonómico, en estos momentos, está siendo "muy riguroso" porque la compañía "puede pleitear con la Administración regional".

"Los informes ambientales van a hacer caducar el proyecto, va a ser así, no se preocupen", les ha dicho.

Compartir
Update CMP