EN UNA ENTREVISTA CON CINTORA

Para Iglesias, el malo de la política española está en Castilla-La Mancha y es éste

FOTO: Pablo Iglesias (Europa Press) FOTO: Pablo Iglesias (Europa Press)

No es extraño que los dardos entre Podemos y el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, vuelen en ambas direcciones. En esta oportunidad, es el líder socialista el que ha tenido que recibir un aldabonazo del vicepresidente segundo del Gobierno y líder de la formación morada, Pablo Iglesias, que le ha calificado como "el malo" de la política nacional en una entrevista con el periodista Jesús Cintora

Lo cierto es que Pablo Iglesias lo ha tenido fácil para responder a una cuestión que para nada le ha resultado incómoda. En un recurso periodístico ya manido, Cintora le ha preguntado por el bueno, el feo y el malo de la política española. El líder de Podemos no ha dudado en colocar en el lugar del primero a Fernando Simón, porque "es un buen tipo", con una curiosa maniobra. Aunque desde el Gobierno siempre se han cuidado de tratar al epidemiólogo como un funcionario del Estado sin vinculación política, llama la atención que el cabeza visible de la formación morada lo coloque ahora en una esfera distinta. 

Para la respuesta del feo, Iglesias se ha decidido quedar él mismo con ese papel, ya sea en un ejercicio de falsa modestia o para librar de paso a algún compañero o adversario de un calificativo innecesario. De nuevo, el líder de Podemos ha respondido con rapidez y reflejos a la pregunta de Cintora.

Sin embargo, sí ha madurado mucho más su respuesta a la hora de identificar al que para él es el malo de la política nacional. "Hay demasiados malos", ha expresado primero con su tono entre lastimero y condescendiente, para después pronunciar un nombre: "Emiliano, que es muy malo con nosotros". Cintora, que no identificaba a quién se refería, ha preguntado: "¿Quién?". Por lo que Iglesias ha puntualizado que se trataba del presidente regional. 

Después de aclarar de que se trataba de García-Page, Iglesias ha querido suavizar la situación apuntando que se lo decía "con cariño, que le tengo aprecio". Eso sí, teniendo un gran número de rivales en la esfera nacional y varias dianas a las que apuntar, resulta curioso que el líder de Podemos mire a Castilla-La Mancha para disparar una de sus balas. 

Compartir