ANUNCIO DE LA PRESIDENTA DÍAZ AYUSO

Madrid limita la movilidad en 37 zonas básicas de salud y otros siete municipios

La Comunidad de Madrid restringirá desde este lunes la movilidad en 37 zonas básicas de salud, que se encuentran en seis distritos de la capital (Carabanchel, Usera, Villaverde, Villa de Vallecas, Puente de Vallecas y Ciudad Lineal) y en otros siete municipios de la región (Fuenlabrada, Humanes, Moraleja de Enmedio, Parla, Getafe, San Sebastian de los Reyes y Alcobendas).

Queda restringida la entrada y la salida en estas zonas salvo para cuestiones básicas, como, entre otras, los desplazamientos al lugar de trabajo o a centros sanitarios, a una citación judicial, cuidado a personas dependientes o para ir al colegio.

Se permite circular dentro pero las reuniones privadas se reducirán a seis personas, habrá una reducción de los aforos, con carácter general, al 50 por ciento, y se suspende la actividad en parques y jardines.

En Madrid capital las zonas afectadas son Puerta Bonita, Vista Alegre y Guayaba, en Carabanchel; Almendrales, Las Calesas, Zofío, Orcasur y San Fermín, en Usera; San Andrés, San Cristóbal, El Espinillo y Los Rosales, en Villaverde; la zona básica de Villa de Vallecas; Entrevías, Martínez de la Riva, San Diego, Numancia, Peña Prieta, Pozo del Tío Raimundo, Ángela Uriarte, Alcalá de Guadaira y Federica Montseny, en el distrito de Puente de Vallecas; y Doctor Cirajas, Ghandi, Daroca y La Elipa, en Ciudad Lineal.

En Fuenlabrada las zonas que se perimetrarán serán las de Alicante, Cuzco y Francia. También los municipios de Humanes de Madrid y Moraleja de Enmedio, y en Parla, las zonas básicas de salud de San Blas e Isabel II. Por su parte, Getafe estará afectado en Las Margaritas y Sánchez Morate; en San Sebastián de los Reyes, la zona de Reyes Católicos; y en Alcobendas, la zona de Chopera y Miraflores.

Estas restricciones han sido desgranadas este viernes por la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, en una rueda de prensa, en la Real Casa de Correos, en la que ha estado acompañada del vicepresidente, Ignacio Aguado, y el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero.

"Lo que hemos detectado es que hay 37 áreas en toda la Comunidad de Madrid donde la incidencia es muy superior. Estamos hablando de 1.000 contagios por 100.000 habitantes, una cifra gravísima. Nos vemos en la obligación de tomar una serie de medidas para contener la propagación del virus", ha declarado la dirigente madrileña.

Un millón de test en una semana

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha indicado que se realizarán 1 millón de test en una semana en las 37 zonas básicas de salud en las que se ha restringido la movilidad, y que se evaluará la situación en 14 días.

Los criterios que se han valorado para establecer las zonas han sido la incidencia acumulada en los últimos 14 días superior a 1.000 casos por 100.000 habitantes, la acumulada en los últimos 14 días con una tendencia estable o creciente y la contigüidad geográfica que facilite el control perimetral de la movilidad.

"La población de estas zonas alcanza 850.000 personas, lo que representa un 13 por ciento de la población madrileña, si bien concentran el 25 por ciento de los casos detectados en la última semana", ha indicado Escudero.

"Uno de cada cuatro contagios se producen en estas zonas", ha señalado el consejero de Sanidad, quien ha recordado que ya actuaron en estas zonas con las PCR aleatorias, pero que la evolución del virus "no ha sido la deseada", lo que les obliga a volver a actuar sobre las mismas zonas y algunas nuevas para "poner trabas al virus".

"Hay que evitar el confinamiento"

La presidenta madrileña ha sostenido que "hay que evitar a toda costa el estado de alarma y, sobre todo, hay que evitar el confinamiento". "El confinamiento y el estado de alarma es el desastre económico y hay que evitarlo por todos los medios", ha declarado.

Ayuso ha recordado que el lunes se reunirá con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y crearán "un espacio de colaboración" porque necesitan "la fuerza del Estado" y la herramientas que ellos no tienen como Gobierno autonómico, sobre todo en materia de seguridad ciudadana.

"Necesitamos ayuda por parte del Gobierno de la nación y por eso estamos muy convencidos de que si seguimos en esta línea lo vamos a conseguir", ha remarcado, al tiempo en el que ha insistido en su petición de establecer una "estrategia común" porque "el virus no entiende de fronteras".

Al ser preguntada de nuevo por el estado de alarma, la presidenta autonómica ha señalado que desde el Ejecutivo autonómico ya conocen "los efectos económicos y los perjuicios que ocasiona" el estado de alarma.

Así, ha incidido en que no cree que sea el momento de "restringir las libertades de todos los ciudadanos" sino poner en marcha "medidas específicas" en aquellas zonas que han detectando que el virus tiene mayor incidencia". Lo importante, según ha defendido, es "diagnosticar".

Compartir