AUNQUE HAYAN SIDO ASINTOMÁTICOS

Castilla-La Mancha hará un estudio entre los sanitarios para detectar cuántos tienen inmunidad contra el COVID-19

Jesús Fernández Sanz, consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha (Foto: JCCM) Jesús Fernández Sanz, consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha (Foto: JCCM)

Castilla-La Mancha iniciará en los próximos días un estudio diagnóstico de seroprevalencia sobre el COVID-19 en los profesionales sanitarios asintomáticos del Sistema Regional de Salud, a través de una instrucción publicada este mismo jueves por la Dirección General de Recursos Humanos. "Tenemos claro cómo hay que hacer el diagnóstico a los profesionales sintomáticos a través del Servicio de Prevención de Riesgos laborales, pero nos enfrentamos a una nueva realidad", ha indicado en rueda de prensa el consejero de Salud, Jesús Fernández Sanz.

Según ha explicado, este estudio es muy importante de cara a la protección de la salud de "todos" los profesionales sanitarios de Castilla-La Mancha y para que la capacidad del sistema sanitario sea "lo más amplia posible". "Queremos saber la inmunidad de los profesionales asintomáticos", ha insistido.

En este sentido, Fernández Sanz ha indicado que los primeros profesionales en someterse a este estudio serán aquellos que habiendo tenido contacto directo con COVID-19 o muestras del virus no han sido valorados previamente y hasta ahora son asintomáticos.

Los segundos en someterse al estudio, ha continuado el titular de Sanidad, serán aquellos que no han tenido contacto con COVID-19. "Es lógico comenzar con los que han tenido contacto y continuar con los que no", ha recalcado.

"Es importante que todo el mundo sepa que vamos a hacer este estudio de seroprevalencia para estar seguros de la salud de nuestros profesionales y también de la capacidad de nuestro sistema sanitario", ha argumentado.

Sobre este anuncio, los presidente del Colegio de Médicos y Enfermería de Toledo, Natividad Laín y Roberto Martín, han emitido un comunicado en el que  consideran fundamental conocer, en estos momentos de evolución de la pandemia, el grado de contagio entre los distintos profesionales sanitarios de la provincia, teniendo en cuenta que a nivel nacional representan casi el 16 % del total de afectados. “Solo de esta forma conoceremos científica y realmente el personal afectado en sus diversas modalidades y las posibilidades de dejar en mínimos el contagio de los profesionales sanitarios a sus pacientes, a otros profesionales y a sus familias, lo que contribuirá, sin duda alguna, a la vigilancia y contención de la epidemia”, aseguran.

A preguntas de los medios sobre la actividad sanitaria programada en la región, el consejero ha respondido se va a retomar pero "muy despacio" y que para ello tendrá "mucho que ver" cómo se comporte este estudio de seroprevalencia y el desconfinamiento de las siguiente semanas.

De otro lado, sobre el estudio de seroprevalencia que va a llevar acabo el Ministerio de Sanidad en la población, el consejero ha señalado que en Castilla-La Mancha serán sometidas al mismo un total de 6.480 personas. Por provincias, ha detallado que 1.260 son de Albacete, 1.380 de Ciudad Real, 1.080 de Cuenca, 1.140 de Guadalajara y un total de 1.620 de Toledo.

La importancia de la Atención Primaria

El consejero también ha destacado que, en la reunión celebrada este jueves con los responsables de la Atención Primaria en el Palacio de Fuensalida de Toledo, se ha abordado cómo afrontar la desescalada y la vuelta a la "nueva normalidad", y se han empezado a recoger propuestas y experiencias para atender a los pacientes COVID-19 y a los que presentan otras patologías, sin que haya riesgo de contagio.

El consejero ha comparecido en rueda de prensa tras la reunión por videoconferencia del presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, con los responsables de las áreas de Atención Primaria de Castilla-La Mancha, y ha resaltado que ha sido una reunión "muy emocionante", por el trabajo que realiza la Atención Primaria como barrera para determinar el tratamiento ante el coronavirus, tarea en la que ha hecho un triaje "con eficacia", ha elogiado.

Fernández Sanz ha explicado que los datos de coronavirus ponen de relieve que la región se encuentra ya en fase de meseta "que va bajando poco a poco", de hecho, ha subrayado que ahora cada paciente con coronavirus contagia a 0,8, personas, por debajo media española de 1,1, lo que la sitúa entre las comunidades con menor nivel de contagio, y esto es lo que hace que las cifras de afectados vayan bajando.

El consejero ha valorado el trabajo de la Atención Primaria en la atención prestada en esta pandemia. De hecho, ha comentado que han atendido a 66.500 personas, mediante 155.000 llamadas por teléfono, de cualquier patología, como también han prestado servicio en residencias de mayores.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha propuesto la creación de un foro de Atención Primaria cuando vaya terminando la situación creada por el coronavirus, con el fin de que este tipo de prestación tenga "una mayor visibilidad". Un foro que, según ha indicado el consejero, convertirá a la Atención Primaria en los próximos años "en la verdadera protagonista".

En este sentido, ha indicado que será la directora general de Atención Primaria, Natalia Vallés, la que va a coordinar a todos los equipos de la región para recoger las propuestas y experiencias de estos días y las que se estén pensando para los próximos.

Compartir
Update CMP