12 de diciembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

ESPERA PODER INAUGURARLO EN JUNIO

Page pone mes de apertura al nuevo hospital de Toledo pero la Junta no se hará cargo de los accesos

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha deslizado que el nuevo hospital de Toledo podría inaugurarse en el mes de junio, cerca de la fecha de celebración del Corpus Christi, fechado el día 11. Así lo ha asegurado a preguntas de los asistentes tras un desayuno informativo, donde también ha tenido palabras para hablar de la polémica a cuenta de los accesos al barrio del Polígono, barrio donde está ubicado el centro hospitalario.

En este sentido, ha aseverado que el hospital tiene sus accesos realizados y el único problema es "la enorme cicatriz" que supone el hecho de que la autovía A-42 y la carretera nacional N-400 confluyan en el entorno del hospital. En todo caso, confía en que toda vez que el Estado finalice el tramo de A-40 que conectará Ocaña con Toledo se resuelva el problema del volumen de tráfico, calculando que cerca de 4.000 vehículos al día evitarán pasar por la zona con esta nueva vía.

Tanto la A-42 como la N-400, ha recordado, "son dos vías del Estado y de alta capacidad", por lo que la Administración regional descarta asumir el coste de la puesta en marcha de nuevos accesos, del mismo modo que no lo hizo en el caso de las obras hospitalarias de Ciudad Real o Guadalajara. "Nos estamos gastando 300 millones de euros en un hospital, es impertinente que nos pidan además hacer los accesos", ha enfatizado.

El Hospitalito tendrá que esperar

García-Page, en otro orden de cosas, ha sugerido que los planes de su Gobierno pasan por no acometer la reapertura del Hospitalito del Rey en el Casco Histórico de Toledo mientras la residencia de mayores ubicada en la Avenida de Barber de la ciudad no agote su oferta de plazas. En el desayuno informativo ha insistido en que la residencia de Barber tiene una mitad "vacía", y hasta que no se llenen "no se van a hacer más cosas".

Ha abierto la puerta además a que sea el Tercer Sector quien la gestione, siempre dentro de la intención de que la fórmula de gestión no pase nunca por "hacer negocio".

También en clave local, ha hablado sobre la situación de Vega Baja, mandando un mensaje de "tranquilidad", ya que todos los actores "irán de la mano" para dotar a este entorno "de una regulación protectora de máximo nivel". "Tengo la tranquilidad de que todos iremos de la mano y Vega Baja estará a salvo", ha afirmado, si bien ha dicho que en todo caso realizar un estudio arqueológico en la zona costaría 26 millones de euros, presupuesto con el que se pueden hacer ocho centros de salud.

El presidente también ha defendido este lunes que la región es una en la que menos peso tiene la educación concertada, pues se trata de una "región humilde", en la que "no ha habido base par el negocio" en este sector. Preguntado por ese asunto, ha asegurado que su Gobierno va a "respetar y a seguir sosteniendo" la educación concertada, pues fue uno de los "grandes logros" de Felipe González, en la negociación que llevó a cabo con el Vaticano tras llegar al Gobierno en 1982.

A juicio del presidente regional, en ese momento España necesitaba dotarse de toda una infraestructura educativa y para ello tenía que contar no solo con la infraestructura de la iglesia, sino también de cooperativas privadas si se quería universalizar la educación. Esto ha permitido, según García-Page, que "en lugar de que cada uno enseñara lo que quisiera, se comprometiera a enseñar lo que se enseña en los colegios públicos, para acabar con una educación paralela. Ha salido ganando, claramente, la estrategia de Felipe", ha concluido.

COMPARTIR: