POR CULPA DE LA PANDEMIA

El alcalde Casañ confirma la suspensión oficial de la Feria de Albacete 2020

Vicente Casañ, en el centro, durante la pasada Feria de Albacete Vicente Casañ, en el centro, durante la pasada Feria de Albacete

El Ayuntamiento ha decidido finalmente dar por suspendida la Feria de Albacete, Fiesta de Interés Turístico Internacional desde el año 2008 y que tradicionalmente se celebra del 7 al 17 de septiembre, por la pandemia de coronavirus. Así lo ha dado a conocer este miércoles en rueda de prensa el alcalde, Vicente Casañ; acompañado el vicealcalde, Emilio Sanz, sindicatos CCOO y UGT y representantes de los hosteleros, en una comparecencia donde ha asegurado que esta decisión es "dolorosa" pero admitiendo que "las actuales circunstancias hacen del todo imposible celebrar la feria con normalidad".

"No nos ha quedado más remedio", ha asumido el alcalde, que ha explicado que han "apurado al máximo" para adoptar esta decisión, y "estrujado hasta las últimas posibilidades" para poder celebrar la Feria, y ha avanzado que esto no significa que en septiembre no haya un recuerdo a la Virgen de los Llanos o "eventos puntuales", de acuerdo a criterios sanitarios, en los que ya trabaja el Consistorio.

La decisión "responsable y razonable" --y que se comunicó este martes en Junta de Portavoces a las formaciones que integran el Consistorio-- se ha tomado en función a las distintas normas de salud pública en vigor por la crisis del COVID-19, y de acuerdo a un informe del servicio de prevención de riesgos laborales del Ayuntamiento que, atendiendo a criterios técnicos, ha concluido que no se pueden garantizar medidas de salud pública y seguridad en este evento.

"Desde el punto de vista sanitario no se considera en ningún punto viable ya que no se garantizan las medidas de salud pública dirigidas a evitar los contagios", pero tampoco desde el punto de vista de la coordinación de actividades empresariales, del tiempo de exposición y número de trabajadores expuestos, de una gestión de residuos segura, que también "se ve comprometida", al igual que la distancia personal y la aglomeraciones, ha detallado el primer edil.

El informe concluye que no se pueden garantizar todos esos puntos y, como ha relatado Casañ, "la crisis del coronavirus no es ninguna broma" y no pueden permitirse "pasos en falso ni dar marcha atrás" ni olvidar que "a diario aún mueren ciudadanos", porque el COVID-19 "puede ser invisible pero está entre nosotros", ha reseñado, agregando que la inmensa mayoría de los colectivos implicados --a los que ha agradecido su apoyo-- entienden que la suspensión "es lo razonable y lo necesario" en estos momentos.

El alcalde de Albacete ha incidido en que suspender la feria ha sido "un golpe muy duro" y una decisión "complicada de tomar", teniendo en cuenta que se refiere al "gran acontecimiento de la ciudad", a la "gran feria de España, por su naturaleza y dimensión". "Todos sabemos lo que significa renunciar a celebrar la Feria en honor a la Virgen de los Llanos", que no solo es tradición sino motor económico y de creación de empleo y promoción "en todo el mundo".

No en vano, ha recordado que el pasado año 2019 por la Feria de Albacete pasaron 2,5 millones de visitantes y que este evento, aunque sin estudios precisos, genera un volumen de negocio de entre 80 y 100 millones de euros, beneficiando, además, a las más de 2.000 plazas hoteleras de la ciudad, a más de 1.200 establecimientos de hostelería y a 4.000 comercios, siendo "uno de los grandes motores económicos de Albacete y de Castilla-La Mancha".

Ha recordado Casañ que igual que la ciudad no podrá festejar a su patrón, San Juan, la feria no se podrá celebrar "en el formato en que tenemos costumbre" pero sí ha avanzado que desde el Ayuntamiento lucharán y no tirarán la toalla para ofrecer a los albaceteños lo que en su momento esté a su alcance.

Así, ha tendido la mano a la sociedad y a todo el mundo para que puedan hacer sus aportaciones en los próximos días y ver qué tipo de actividades, en recuerdo a la Virgen de los Llanos o de carácter puntual, se pueden desarrollar, siempre de acuerdo con los criterios sanitarios, ya que lo fundamental es la salud "y no crear ilusiones allá donde, de momento, no se pueden generar".

Tampoco habrá toros

A preguntas de los medios por la feria taurina, que tampoco se celebrará, Casañ ha explicado que el contrato con la empresa taurina está en "suspensión temporal" y se reanudará de cara a la feria del año que viene, manteniendo la naturaleza jurídica del contrato, "aunque se puede implementar alguna modificación devenida por la situación de crisis", ha añadido.

En relación a la escuela taurina que tiene lugar durante el verano, ha explicado que ya están trabajando en ello, "escuchando todas las propuestas", siempre teniendo en cuenta que "el Ayuntamiento de Albacete va a luchar para que tenga lugar en base a las indicaciones que vayan renovando y refrescando las autoridades sanitarias". Al respecto, ha aclarado que el Ayuntamiento "no se cierra" a que se pueda llevar a cabo, pero deja claro que "lo primero es la salud y luego va todo lo demás".

El alcalde, que ha concluido asegurado que "cuando la normalidad vuelva, si seguimos siendo responsables, también volverá" la Feria de Albacete y ha animado a "cargar las pilas para la feria de 2021", ha cerrado su intervención dando paso a un vídeo en el que albaceteños destacados en distintos ámbitos como Pedro Piqueras, Elisa Belmonte, Alba Redondo, Miguel Cano, Ángel Antonio Herrera, Joaquín Reyes, María Rozalén y Andrés Iniesta, animan a sus paisanos y rinden homenaje a una feria que volverá.

La Feria de Albacete fue declarada de Utilidad Comercial Nacional, por Orden del Ministerio de Industria y Comercio de 22 de julio de 1933, y posteriormente como Fiesta de Interés Turístico Nacional, por Real Decreto de 16 de febrero de 1980, y con posterioridad de Interés Turístico Internacional, por Orden de la Secretaría de Estado de Turismo de 1 de septiembre de 2008. Hasta ahora sólo había dejado de celebrarse en 1884 por el cólera y varios años con motivo de la Guerra Civil Española.

Sobre las tascas

De otro lado y preguntado por la posibilidad de prolongar el establecimiento de las tascas de la feria al no celebrarse esta, el alcalde ha confirmado que el Ayuntamiento está en contacto con representantes de las mismas y con la Delegación de Sanidad en la provincia de Albacete para estudiar de qué manera abordar este asunto.

"Ya se está trabajando y, en este sentido, mano tendida y puerta abierta del Ayuntamiento para que puedan empezar cuando lo consideren dentro de los criterios de la salud y de la sanidad de la ciudad de Albacete", ha afirmado Casañ, asegurando que la institución no va a ser un "palo en la rueda" de ninguna actividad económica de la ciudad.

Ha apuntado que, al no celebrarse la feria, las tascas podrían estar más tiempo, "al menos los meses que no han estado en funcionamiento" y esa oferta "está encima de la mesa de las propias asociaciones".

Los sindicatos respaldan la decisión

Los sindicatos CCOO y UGT han la decisión del Ayuntamiento de Albacete y defienden que se tenga en cuenta la protección de la salud, pese al impacto económico y laboral que tendrá esta suspensión.

En una rueda de prensa, la secretaria provincial de CCOO en Albacete, Carmen Juste, y su homólogo de UGT, Javier González, han apoyado la decisión. "Entendemos esta triste decisión, porque está en juego la salud pública",ha señalado Juste, quien ha apostillado: "Nos hacemos cargo de que la Feria es un foro para hacer negocio y crear empleo, los albaceteños la esperan todo el año, pero por encima de todo está la salud, tal y como están las cosas es imposible programar la Feria como otros años".

Por su parte, González ha dicho que suspender la Feria "es una triste noticia", pero una decisión adoptada por el equipo de Gobierno "que comprendemos, porque la salud está por encima de cualquier evento".

Críticas de Vox y Unidas Podemos

Los grupos municipales de Vox y Unidas Podemos han coincidido este miércoles en criticar al alcalde de Albacete, Vicente Casañ, por decidir de modo "unilateral" y "a espaldas de la oposición" suspender la Feria de Albacete, Fiesta de Interés Turístico Internacional desde el año 2008 y que tradicionalmente se celebra del 7 al 17 de septiembre, por la pandemia de coronavirus.

De su lado, la portavoz del Grupo Municipal Vox, Rosario Velasco Hernández, ha afirmado que lo que más le importa en este momento es la salud y seguridad de los albaceteños, pero ha lamentado que esta decisión "tan importante" para Albacete se haya tomado "con nocturnidad y alevosía", a "espaldas" de la oposición.

Velasco asegura que a fecha de hoy se desconoce el impacto que tendrá el virus en septiembre, y que de igual manera que hoy se permite que se celebren Invasores y abran las tascas, donde suele haber aglomeraciones, podrían haberse estudiado fórmulas para la celebración de la feria, limitando aforos y bajando las tasas municipales para amortiguar la menor afluencia.

Finalmente, la concejal no descartó presentar una moción para que por ejemplo exista una pequeña cabalgata desde el Ayuntamiento al recinto ferial, con la única carroza de la virgen, y que se permita la apertura de algunos establecimientos del interior de los redondeles, limitando la entrada de albaceteños al recinto abriendo solo una de las puertas laterales, siempre y cuando contara con un respaldo de autoridades sanitarias.

Por su parte, y en otra nota de prensa, el Grupo municipal Unidas Podemos ha manifestado que está de acuerdo con la suspensión de la Feria porque tal y como está concebida es "incompatible" con la situación actual.

No obstante, este grupo quiere hacer una serie de puntualizaciones, lamentando de manera especial que la decisión oficial se haya tomado de manera "unilateral" sin ponerla siquiera en común con los grupos de la oposición, "olvidando que representamos a una parte importante de la ciudadanía".

Asimismo, ha expresado su malestar por el hecho de que durante todo este tiempo de atrás no se ha convocado a la Comisión informativa de Feria para valorar la posible suspensión de la Feria, ni para informar de los procedimientos interrumpidos, ni siquiera para hacer una puesta en común sobre posibles alternativas, teniendo claro desde el principio de que este año no se iba a poder celebrar de la manera habitual.

Unidas Podemos confía en que su moción para trabajar en un programa de actividades culturales menos multitudinarias y que permita a los vecinos disfrutar del Recinto Ferial, sea tenida en cuenta.

Compartir
Update CMP