LO RECONOCE EL CONSEJERO DE SANIDAD

La pandemia está provocando más problemas de salud mental en Castilla-La Mancha

El consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, ha asegurado este sábado que la pandemia por coronavirus ha traído consecuencias que afectan y afectarán de forma directa a la salud mental de la población general, por lo que los profesionales están preparándose para atender nuevos problemas producidos por el confinamiento y el miedo al contagio, aunque con COVID o sin ella, la atención en salud mental seguirá orientándose a la recuperación y a la inserción laboral.

Así lo ha afirmado el consejero con motivo del Día Mundial de la Salud Mental, cuya conmemoración cumple 28 años en este 2020, en un acto celebrado en la Consejería de Sanidad y que ha sido retransmitido telemáticamente.

El consejero ha explicado que, a pesar de los momentos de crisis que se han vivido, en los recursos de Salud Mental ha habido pocos casos y el colectivo ha sido extremadamente responsable. “No obstante, tenemos que seguir siendo prudentes y mantenernos alerta”, ha apostillado.

En ese sentido ha afirmado que "las nuevas tecnologías nos han ayudado durante los peores momentos de la crisis, por lo que vamos a continuar investigando en estos nuevos modos de comunicación que seguramente son una vía de futuro", ha dicho y ha agregado: "tenemos que encontrar caminos para combatir el aislamiento de todas las maneras que se nos ocurran”.

Por ello, ha afirmado que se debe explorar esta nueva atención telemática, de manera fundamentada, "formando a los profesionales y formándonos como pacientes, porque esta crisis es la oportunidad para desarrollar nuevos métodos que habíamos empezado a estudiar, pero tímidamente”.

El consejero ha destacado que “con COVID o sin COVID, los problemas de salud mental deben seguir orientándose a la recuperación, a la toma de decisiones propia, a la atención comunitaria y a la satisfacción de las necesidades en la continuidad de cuidados”.

La importancia de la inserción laboral

Por último, ha explicado que “no podemos cejar en el empeño en la inserción laboral de las personas que tienen un problema de salud mental, hay que tenerla en cuenta como un factor terapéutico y considerarla un indicador más de resultados en salud”.

Para concluir su intervención, ha resaltado que “no es suficiente basarse en los síntomas a la hora de tomar decisiones sanitarias, sobre todo en población joven, hay que apoyar el proyecto vital de las personas, incluidas sus expectativas laborales”.

Durante los actos celebrados en la Consejería de Sanidad, se ha otorgado el Premio Quijote de esta edición a Luis Ramírez por su dedicación y disponibilidad, que ha supuesto un gran avance en la mejora de la imagen social de las personas con problemas de salud mental y porque gracias a su trabajo como representante del Comité Pro Salud Mental en primera persona, ha generado una mayor implicación de las personas afectadas por un problema de salud mental en su propia recuperación, han explicado la Consejería.

Asimismo, se ha realizado el fallo del III Certamen de relato y poesía ‘Bálsamo de Fierabrás’, que este año cuenta con tres modalidades, poesía, relato y vivencias en primera persona y el tema es la Salud Mental en tiempos de Covid.

Este certamen literario está organizado por la Federación de Salud Mental de Castilla-La Mancha y la propia Consejería de Sanidad y está patrocinado por Lundbeck España y la Fundación Sociosanitaria.

Compartir