POSIBLE REFORMA DE LA LEY ELECTORAL

Se abre el debate para aumentar el número de diputados en las Cortes de Castilla-La Mancha

Solo el PP está contento con la actual ley electoral de Castilla-La Mancha, que los 'populares' aprobaron la pasada legislatura aprovechando su mayoría absoluta en el Parlamento autonómico durante el mandato de María Dolores de Cospedal, que en 2012 aumentó el número de diputados autonómicos de 49 a 53 y solo dos años después, en 2014, los redujo hasta los 33 actuales. Un número que el resto de partidos considera insuficiente, aunque existen importantes discrepancias entre ellos.

Lo evidente es que para aumentar sustancialmente el número de parlamentarios en las Cortes de Castilla-La Mancha y que vuelvan a percibir un sueldo por desarrollar su función, como reclaman PSOE, Podemos e Izquierda Unida, es necesario reformar el Estatuto de Autonomía en el Congreso de los Diputados. Los plazos temporales y la actual división del Hemiciclo hacen casi imposible que la modificación pueda quedar aprobada antes de las elecciones autonómicas previstas para mayo de 2019.

Por ello, el presidente de Castilla-La Mancha, el socialista Emiliano García-Page, ya ha sugerido al resto de partidos, de cara a los próximos comicios, elevar de 33 a 35, el máximo que permite el actual Estatuto, el número de parlamentarios de las Cortes regionales. Por su parte, el PSOE, a través de su portavoz Cristina Maestre, afirmaba este mismo martes que sin consenso no se va a llevar a cabo la reforma de la Ley de Electoral. Los socialistas siempre han considerado insuficiente el actual número de diputados, aunque no han definido con claridad cuántos creen necesarios.

"Tenemos unas premisas básicas y sin consenso no vamos a hacer lo que hizo el PP y Cospeal, que fue un pucherazo. No está en nuestro AND", indicaba en rueda de prensa la portavoz de los socialistas castellano-manchegos.

Discrepancia entre los partidos del Gobierno

Por su parte, el partido Podemos, socio de Gobierno del PSOE en Castilla-La Mancha, la secretaria de Organización de Podemos Castilla-La Mancha, María Díaz, ha defendido una reforma "integral" del Estatuto de Autonomía y se ha mostrado contraria a que se modifique "únicamente" la ley electoral "por cálculos electorales o partidistas".

A preguntas de los periodistas sobre esta cuestión, Díaz ha asegurado que actualmente el número de parlamentarios no representa la pluralidad política de esta región y ha apostado por "más democracia, representatividad y pluralidad", así como por "recuperar, al menos, el número de diputados anterior al pucherazo de Cospedal", es decir, 49.

La secretaria de Organización de Podemos no ha hablado de un número concreto, sino de una horquilla de diputados, tomando como referencia otros parlamentos autonómicos similares al de Castilla-La Mancha.

"No nos gustan las reformas exprés, si hacemos las cosas, las hacemos bien", ha señalado Díaz, para quien no se entendería que se diera "una capa de chapa y pintura" porque "eso ya ha sucedido y las cosas hay que hacerlas de forma seria".

García-Page lo está hablando con Rivera

Ciudadanos, por su parte, sí ve con buenos ojos una posible reforma de la ley electoral de la región para elevar a 35 el número de diputados a elegir, aunque ha demandado que esa modificación legislativa se aproveche para obligar a los partidos a concurrir con listas abiertas y poner en marcha un régimen de incompatibilidades más estricto que el actual.

De hecho, la portavoz naranja en Castilla-La Mancha y posible candidata a la Presidencia de la Junta en 2019, Orlena de Miguel, ha recordado que el propio líder de su partido, Albert Rivera, ha intercedido con el presidente autonómico, Emiliano García-Page, para abordar este asunto.

 

También el PP está conversando con Ciudadanos, según el portavoz de los 'populares' en las Cortes castellano-manchegas, Francisco Cañizares, que este martes hablaba de "conversaciones normales y de trabajo" con la formación naranja. Durante una rueda de prensa, el representante del PP ha acusado al PSOE y a Podemos de "dar bandazos" y de "tener líos" entre ellos pues no comparten un "criterio mínimamente conjunto" acerca de la reforma de la Ley Electoral de la región.

"El lío que tienen Page y Podemos es importante si entre ellos no se aclaran que son Gobierno, a veces se nos olvida que tienen un vicepresidente y una consejera de Podemos. Esta falta de criterio mínimamente conjunto para iniciar cualquier cosa, ves los bandazos de unos y otros, hace que no anime a nadie a formar una decisión de ningún tipo de iniciativa", ha criticado Cañizares.

Tras reiterar que el PP "va estar abierto a hablar de todo" aunque este tema "no es la principal demanda de la sociedad de Castilla-La Mancha", ha asegurado que los socialistas se mueven en la línea de aumentar diputados "porque ven que la actual situación es negativa" para ellos. "Ven en el incremento del número de diputados mayor posibilidad de tener presencia. El interés de Page es que Podemos esté en las Cortes porque, si no, no va a poder gobernar nunca".

No a la circunscripción única

Preguntado por su posición sobre la circunscripción única de cara a las próximas elecciones autonómicas, Cañizares ha indicado que "no es un camino aceptable, que va en contra de la realidad de la región" que son sus cinco provincias. "Cada provincia debe tener su peso correspondiente, adaptado a su población, eso no es admisible ni ahora ni nunca".

Además ha rechazado que la ley electoral actual sea "un traje a medida" de nadie, ya que reparte diputados según la población y ha valorado con normalidad que en esta norma algunos partidos tengan más peso que otros. "Hay que fijarse en los modelos que funcionan en nuestro país históricamente, es el mismo que se produce en Castilla-La Mancha. Es una realidad que se produce en todos los países", ha afirmado.

Izquierda Unida tira por lo alto

 

Izquierda Unida, partido que en las pasadas elecciones autonómicas de 2015 solo consiguió el 3 por ciento de lo votos, quedándose fuera del Parlamento, ha valorado que "se abra el debate" sobre la reforma del Estatuto y la ley electoral en la región y ha considerado que, en caso de que se produjeran estas reformas, el número de diputados en las Cortes castellano-manchegas debería moverse en una horquilla de "entre 67 y 69".

El coordinador regional de IU, Juan Ramón Crespo, ha justificado en rueda de prensa este número argumentando que "es la media de las Cortes y parlamentos autonómicos de España", y que permitiría "respetar las circunscripciones", aunque ha insistido en que la coalición propone la circunscripción única "como método más justo".

Además, el coordinador regional ha manifestado, en referencia a la composición actual de las Cortes, que "no tiene sentido" que un parlamento "que impide que esté representada la pluralidad" pudiera hacer una reforma del Estatuto de Autonomía "en profundidad", por lo que ha apostado por reformar la ley electoral "y cuando se tenga la legitimidad de estar representadas todas las formaciones políticas, embarcarse en una reforma integral del Estatuto".

Juan Ramón Crespo también ha dudado de la "voluntad" por parte del PSOE para reformar la ley electoral, insistiendo en que los socialistas deberían "deshacer el entuerto que el PP hizo de forma unilateral" por una cuestión de "coherencia y honestidad" y preguntándose si el PSOE "va a querer aprovecharse de esa ley que criticaba".

Sin duda, el debate ya está abierto. ¿Quieren los ciudadanos de Castilla-La Mancha unas Cortes regionales con más diputados? El secretario general del PP castellano-manchego, Vicente Tirado, retó hace unos días al presidente García-Page a abrir una consulta popular para salir de dudas. Por ahora no ha obtenido respuesta.

Compartir