ASÍ LO HA AVANZADO NACHO HERNANDO

Castilla-La Mancha trabajará para que los taxistas puedan operar sin limitaciones de licencia

El consejero de Fomento del Gobierno de Castilla-La Mancha, Nacho Hernando, ha avanzado detalles de la estrategia de transporte bajo demanda en la que su equipo trabaja durante toda la legislatura, detallando el planteamiento de poner en marcha programas piloto de esta estrategia donde se permitirá que taxistas puedan operar sin las limitaciones que les plantea la licencia del taxi.

En rueda de prensa, ha recordado que un taxista tiene que circunscribirse al ámbito de actuación de su propia licencia, algo para lo que Hernando propone "fórmulas de áreas de prestación conjunta" como en el entorno de Toledo o en Almagro, "experiencias de acupuntura" que requieren "dar tres pasos más allá" para "conseguir evitar" los altos costes y su poca rentabilidad.

Como futuros pasos dentro de esta estrategia, ha recordado la intención de poder ampliar a nueve el número de plazas totales de taxis, "algo crucial" para la transición que su departamento está diseñando en cuanto al futuro modelo de transporte bajo demanda, "al que se llegará tarde o temprano".

Hernando hacía este anuncio tras explicar que el Consejo de Gobierno regional de esta semana ha dado luz verde a la ya anunciada normativa impulsada por la Consejería que dirige de cara a facilitar la labor del sector del taxi.

Así, después de haber trabajado en el último año con acciones en favor de un sector "gravemente perjudicado", ahora se permite que la obligada renovación de flota que se iba a exigir la próxima semana a aquellos taxis de más de 10 años se aplace durante tres años.

De este modo, de forma consensuada, se acuerda que no será hasta 2024 cuando tengan que llevar a cabo esa renovación de flota.

Dentro del sector de la movilidad, en relación con el transporte escolar, ha recordado que cerca del 40 % lo realizan taxis, algo que en un entorno rural es "una herramienta acorde" con la región.

Como segunda novedad, se incorpora en la normativa una autorización extraordinaria a las personas que prestan servicio de transporte escolar, que puedan ir a recoger a los alumnos en vehículos más pequeños de nueve plazas.

Compartir