10 de diciembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

A LAS PUERTAS DE LA CONSEJERÍA DE AGRICULTURA

Cerca de 200 agentes medioambientales se concentran para pedir a la Junta que cumpla

Cerca de 200 agentes medioambientales se han concentrado este jueves a las puertas de la Consejería de Agricultura para seguir exigiendo al Gobierno regional que cumpla con las principales reivindicaciones del cuerpo, entre ellas su paso al grupo B o un aumento de la plantilla hasta los 700 efectivos, peticiones que han realizado también ante la vicepresidencia segunda de la Junta.

Convocados por los sindicatos UGT, CCOO, STAS y CSIF, los agentes se han manifestado desde la Puerta del Cambrón hasta las puertas de Agricultura, donde han leído un manifiesto, han exhibido carteles donde se podía leer "Más plazas de agentes para cuidar el medio ambiente" o "Con Page y Arroyo, nos vamos al hoyo" y han "devuelto" las mochilas de trabajo recibidas del departamento de Martínez Arroyo, por considerar que no cumplen las condiciones de salud laboral.

Durante la protesta, que ha seguido posteriormente ante la sede de la vicepresidencia segunda de la Junta, los manifestantes han criticado igualmente la presentación que esta misma tarde va a hacer el consejero de Agricultura de la nueva flota de vehículos eléctricos e híbridos para los agentes medioambientales, por considerar que "no son todoterreno y, por tanto, son inadecuados para el terreno" por el que circulan los integrantes de este cuerpo.

En declaraciones a los periodistas durante la protesta, el coordinador de agentes medioambientales de CCOO, Ramón González, ha destacado que, con la protesta de hoy, "se repite la foto de 2016, de los cuatro sindicatos convocando movilizaciones contra el Gobierno regional, que ha cumplido cuatro años de promesas, sentencias y resoluciones de trabajo incumplidas".

El representante de CCOO ha señalado que "ya es hora de que el presidente Page asuma los compromisos que adquirió durante la celebración del congreso nacional de agentes medioambientales", como que este cuerpo tiene que estar en el grupo B, contar con una plantilla de 700 agentes, frente a los 470 actuales, y gozar de las condiciones de seguridad que marca la inspección de trabajo.

Por su parte, el portavoz regional del Sindicato Profesional de Agentes Medioambientales de la Federación de Servicios Públicos de UGT, José Azcoitia, ha recordado que el colectivo de agentes medioambientales "fue el más agraviado y atacado por el Gobierno de Cospedal".

Y ha lamentado que, con el nuevo gobierno de García-Page, "se abrieron las puertas del diálogo, pero predicar y dar trigo no son arena del mismo costal, pues 'dialogar' hemos dialogado, 'predicar' nos han predicado, pero los resultados obtenidos han sido escasos".

En este punto ha afeado al Ejecutivo regional que los agentes medioambientales sigan sin una ley de cuerpo y, por tanto, también sin la posibilidad de una carrera profesional y el no haber logrado aún el paso al grupo B, como les corresponde por titulación y se reconoce en la Ley de Empleo Público aprobada por el Ejecutivo de José María Barreda, que cumple ya ocho años.

Otra aspiración del cuerpo es contar con una nueva ley de Incendios, dado que están funcionando con una Ley de Incendios "prorrogada del PP, que no regula una segunda actividad y por culpa de no tener los incendios el complemento específico, las compañeras agentes medioambientales por el mero hecho de ser madres o estar en periodo de lactancia van a dejar de percibir las retribuciones porque no van a poder participar en la campaña de incendios", ha criticado Azcoitia.

En este punto se ha preguntado cómo un gobierno progresista que "nos está hablando de que hay que acabar con la despoblación, puede venir con estas premisas".

Por su parte, el representante de CSIF, Daniel Cánovas, ha refrendado los mismos planteamientos que sus compañeros y ha resaltado que "la nefasta gestión realizada con los agentes medioambientales" es lo que ha hecho "unirse" a cuatro sindicatos en defensa de las "justas reivindicaciones" del cuerpo.

COMPARTIR: