NIEGAN EL ABANDONO ASISTENCIAL

Contundente desmentido del Colegio de Médicos de Toledo sobre las residencias

Natividad Laín, presidente del Colegio de Médicos de Toledo Natividad Laín, presidente del Colegio de Médicos de Toledo

El Colegio de Médicos de Toledo ha negado que se esté produciendo un presunto abandono de los ancianos que se encuentran alojados en residencias, ya sean de titularidad pública, privada o concertada, durante la pandemia.

En un comunicado de prensa, el Colegio de Médicos de Toledo ha manifestado que no pueden tolerar "en ningún caso, tolerar que se falte a la profesionalidad y la dignidad profesional" de los médicos que ejercen su labor en dichas residencias, ni de los médicos de familia de atención primaria a cuyos cupos están adscritos esos pacientes.

También ha defendido la profesionalidad de los médicos que trabajan en los servicios de urgencias tanto de atención primaria como hospitalarias, de los que ejercen su labor en el 112 o de los geriatras de hospitales y de los equipos de asistencia a domicilio creados a tal fin por el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha.

"Ni de ellos ni del resto de los profesionales, enfermeros, auxiliares de geriatría, entre otros, que desde el inicio de la pandemia dedican un esfuerzo ingente al cuidado y la asistencia de un colectivo tan vulnerable", ha precisado el Colegio Oficial de Médicos de Toledo.

En este sentido, la corporación médica toledana ha insistido en que "todos y cada uno de ellos merecen el máximo respeto y el reconocimiento a su labor", que -ha subrayado- "supera con creces sus compromisos estrictamente laborales, en jornadas de trabajo maratonianas, dando lo mejor de sí mismos para atender, acompañar y cuidar, aportando su mejor conocimiento científico para ayudar a superar la enfermedad o en el peor de los casos, si esto no fuera posible, para aliviar el sufrimiento".

Asimismo, el Colegio Oficial de Médicos de toledo ha recordado que el Código Ético por el que se rige la profesión médica "obliga a tratar a los pacientes con proporcionalidad, respetando su dignidad como seres humanos y aplicando las medidas adecuadas para conseguir su bienestar ".

Ha añadido, además, que cualquiera de los médicos implicados en la asistencia de los mayores, en cualquiera de los niveles asistenciales "está siempre dispuesto a dar las explicaciones pertinentes al paciente y familiares de acuerdo a su experiencia y criterios científicos y humanos, y tiene la obligación de hacerlo con el único objetivo de hacer lo mejor para ellos".

Con todo, ha asegurado que "se pueden entender también todas las discrepancias posibles, siempre que no se conviertan en descalificación o desprecio a la labor abnegada, dura y exigente que están desarrollando los profesionales en una situación de máxima angustia" como la causada por el COVID-19.

"Solo desde la colaboración de todos seremos capaces de afrontar el reto que supone esta terrible pandemia que está sembrando de tragedias todo nuestro territorio", ha concluido el Colegio Oficial de Médicos de Toledo.

Compartir
Update CMP