EN SENDAS LLAMADAS

¿Qué ha contado García-Page este sábado al Rey y a Pedro Sánchez?

Emiliano García-page este sábado en su despacho del Palacio de Fuensalida Emiliano García-page este sábado en su despacho del Palacio de Fuensalida

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha trasladado al Rey Felipe VI y al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, cómo evolucionan los trabajos en la región para hacer frente a la borrasca 'Filomena'.

El jefe del Ejecutivo castellano-manchego ha realizado sendas llamadas telefónicas, primero al monarca y luego a Pedro Sánchez para darles cuentas de la evolución del temporal en esta región, una de las más afectadas por los efectos del mismo.

En su contacto con Sánchez, Page ha analizado la situación causada por la borrasca y ha considerado que la colaboración de la Unidad Militar de Emergencias (UME) ha sido "muy correcta".

En declaraciones al Canal 24 horas de TVE, el presidente castellanomanchego ha explicado que la actuación del Gobierno regional se ha centrado en facilitar el acceso a los centros sanitarios y hospitalarios y, de hecho, ha señalado que las máquinas quitanieves en algunos puntos de la región han tenido que abrir paso a las ambulancias.

García-Page ha asegurado que el Gobierno de Castilla-La Mancha está en contacto con el central y ha desvelado que esta misma tarde ha mantenido una conversación con Sánchez y con el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, y ha comentado que, en estos momentos, la UME está "concentrada en Madrid, porque la prioridad es sacar a la gente que está atrapada" en sus vehículos, mientras que en Castilla-La Mancha se han tenido "pocas incidencias de ese tipo".

Así, ha apuntado que la UME está desplegada en Albacete y ha valorado que, en general, la colaboración con la UME ha sido "muy correcta".

En general, ha considerado que ante una nevada de estas características "los medios son relativos" y ha explicado que se tomaron medidas preventivas, como la suspensión de las clases este viernes y ha abundado en que también se han anulado las del lunes y martes, 11 y 12 de enero, debido a la "bajada brutal de temperaturas" que se espera y que puede causar la congelación de la nieve.

Por ello, ha subrayado que se han suspendido las clases para evitar riesgos a la comunidad educativa y se trabajará en los próximos días para abrir las carreteras.

En cualquier caso, ha resaltado que a pesar de las nevadas de los dos últimos días se ha continuado con la vacunación contra la covid-19 y este sábado se han inoculado 1.500 vacunas y, entre este viernes y este sábado, un total de 6.000 dosis.

Asimismo, ha apuntado que el Gobierno regional no prevé que se interrumpa la vacunación el lunes.

García-Page ha indicado que en las zonas de montaña, sobre todo de Guadalajara y del norte de Toledo, es donde se está teniendo más dificultades en la tarde de este sábado y ha apuntado que se va a intentar "actuar caso a caso" ante la posibilidad de que algunos pueblos se puedan quedar aislados, para lo que se trabaja en coordinación con las diputaciones.

El presidente castellano-manchego ha apuntado que el Gobierno regional ha mantenido despejada la red autonómica de carreteras con incidencias puntuales, como algún "aislamiento en algún túnel, una persona que tuvo que dar a luz en un consultorio al no poder llegar al hospital y se han tenido que cambiar a pacientes de ambulancias a camiones de bomberos".

García-Page ha hecho un llamamiento a la ciudadanía para que permanezcan en sus domicilios, porque "andar por la calle puede suponer que caiga encima una rama de un árbol" debido a la cantidad de nieve de las últimas horas.

Compartir