El choque total por los presupuestos acerca a Castilla-La Mancha a elecciones anticipadas

García-Page y Martínez Guijarro en una imagen de archivo en las Cortes. Foto:Hector Martín. García-Page y Martínez Guijarro en una imagen de archivo en las Cortes. Foto:Hector Martín.

Desde que el Portavoz de la Junta, Nacho Hernando, anunciara este miércoles la intención del Ejecutivo de presentar el proyecto de Presupuestos sin negociarlo previamente con los otros dos grupos políticos de la Cámara, se ha producido un desencuentro absoluto entre PSOE y Podemos, principalmente, en el que el PP también ha tomado partido hablando de un posible apoyo a las cuentas del Gobierno de Castilla-La Mancha. Eso sí, con condiciones y con una sospecha: "El único que no quiere los presupuestos es Page".

El más molesto con el anuncio de Nacho Hernando ha sido el líder de Podemos en Castilla-La Mancha, José García Molina, que este jueves se reafirmaba en su intención de presentar una enmienda a la totalidad a las cuentas regionales, tras considerar una "anomalía parlamentaria que un Gobierno que no gobierna en mayoría absoluta presente unos presupuestos sin negociarlos con nadie".

García Molina,  en una entrevista con Europa Press ha enfatizado: "no encontraremos precedentes en ningún Parlamento, no digo ya español, incluso europeo, de un gobierno sin mayoría absoluta presentando unos presupuestos sin negociar".

Por ello, "si ese es el camino que toma el Gobierno, creo que no nos deja muchas opciones", ha reflexionado el también diputado regional de Podemos, quien ha apuntado que, "por una cuestión de higiene y salud democrática, no se puede venir a las instituciones sin tener todos los apoyos a imponer cuál debe ser el camino".

Reacción de Maestre ante la "amenaza" de García Molina

La reacción de la portavoz del PSOE, Cristina Maestre, ante esta "amenaza" de García Molina no se ha hecho esperar: ha calificado como el "colmo de la locura" la intención del líder de Podemos de presentar una enmienda a la totalidad.  En este sentido, ha recordado que "ha habido más de 40 reuniones desde octubre de 2016 con Podemos para acordar un proyecto de presupuestos que se escenificó con una presentación conjunta. ¿A qué viene ahora amenazar ahora con esto solo por no haberse sentado previamente?".

En cualquier caso, ha advertido de que si Podemos decide presentar una enmienda a la totalidad al proyecto de ley de presupuestos de 2017, "van a votar en contra de todo lo que defendían" como el Plan de garantía de rentas y ha exigido que si ello ocurre, "que lo expliquen a los ciudadanos".

El PP y sus propuestas

Por su parte, el portavoz adjunto del PP en las Cortes, Lorenzo Robisco, ha enumerado una serie de rebajas fiscales y el apoyo a los autónomos, además de un plan de choque para reducir las listas de espera sanitarias y "dejar de engañar" a los agricultores, como requisitos para que su partido apoye las cuentas del Ejecutivo de Page.

Es más, Robisco ha llegado a señalar que  "el único que no quiere tener unos presupuestos es el presidente regional, Emiliano García-Page", quien "va a traer los presupuestos sin hablar con nadie, y el PP quiere otra cosa".

Buscar el entendimiento

En cualquier caso,  Cristina Maestre, ha afirmado que "ahora hay un punto y aparte y el Gobierno regional buscará entendimiento. Cuando se quiere acordar algo, todo el mundo busca puntos en común", ha apostillado la portavoz del PSOE.

Respecto al plan de choque citado por Lorenzo Robisco, Maestre ha señalado que aunque "no se puede sacar pecho, porque siempre hay gente en lista de espera", no va a renunciar a recordar que con el PSOE hay 71.000 personas menos en lista de espera que con el anterior gobierno de María Dolores de Cospedal. "Es un dato incuestionable", ha aseverado.

Compartir