CUATRO DETENIDOS EN MARCHAMALO Y CABANILLAS

Importante golpe de la Guardia Civil al tráfico de drogas en la provincia de Guadalajara

La Guardia Civil de la Comandancia de Guadalajara, en el marco de las operaciones “Bajio” y “Ranuel”, ha detenido a cuatro personas en las localidades de Marchamalo y Cabanillas del Campo por un delito contra la salud pública por cultivo de marihuana y ha desmantelado dos plantaciones “indoor”.

Estas operaciones, que se han venido desarrollando ente los mes de agosto a octubre por el Equipo de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Azuqueca de Henares, posibilitaron, gracias a las investigaciones practicadas, el descubrimiento y posterior desmantelamiento de dos plantaciones de marihuana que estas personas cultivaba en un una vivienda y en una nave industrial sitas en la localidad de Marchamalo.

El pasado mes de agosto, apoyados por efectivos del Servicio de Seguridad Ciudadana del Puesto Principal de la Guardia Civil de Azuqueca de Henares, se practicaron dos registros en los lugares reseñados con anterioridad, que dieron como resultado la detención de tres personas relacionadas con estos hechos y la incautación de 762 plantas de marihuana en distintas fases de crecimiento, así como cinco kilogramos de marihuana que se presentaba en “cogollos” preparados para su distribución.

También se localizaron 149 transformadores eléctricos, 144 lámparas de 600 w, 12 aparatos de aire acondicionado, tres extractores de aire, 18 ventiladores de pie, una centrifugadora, tres depósitos de agua de grandes dimensiones, seis secaderos, 32 bombillas halógenas de 600 w, fertilizantes y otros productos para el cultivo de las plantas.

Posteriormente, continuando con las investigaciones, el pasado mes de octubre se logró detener en la localidad de Cabanillas del Campo a una cuarta persona integrante de es grupo delictivo.

Se evita la venta de 32.000 dosis

Como resultado de esta operación se han desmantelado dos cultivos “indoor” de marihuana, realizados en el interior de los inmuebles mediante la colocación de bombillas de alto voltaje, ventiladores para renovar el aire, aire acondicionado, y medidores de temperatura para conseguir que la zona de cultivo tenga unas condiciones ideales para el desarrollo de las plantas y lo que es más importante, se ha logrado evitar la puesta a la venta en el mercado ilícito unas 32.000 dosis de marihuana con esta actuación de la Guardia Civil.

La Guardia Civil instruyó diligencias por la detención de cuatro personas, tres mujeres y un varón, con edades comprendidas entre los 26 y los 49 años de edad, como presuntos autores de un delito contra la salud pública por cultivo de marihuana, que fueron entregadas junto con los detenidos en el Juzgado de Instrucción en funciones de guardia de los de Guadalajara.

A los detenidos se les imputó también un delito de defraudación de fluido eléctrico, al estar conectados ilegalmente a la red eléctrica.

Estas operaciones continúan abiertas, no descartándose más detenciones de más individuos relacionados con estos hechos.

Compartir