MÁS DE 30.000 EUROS

Esto es lo que se ha gastado el Ayuntamiento de Toledo para proteger a sus empleados del Covid

La concejal de Régimen Interior del Ayuntamiento de Toledo, Mar Álvarez, ha dado cuenta ante el Comité de Salud Laboral del Ayuntamiento de Toledo de las actuaciones adoptadas por el equipo de Gobierno en estos meses de pandemia con el objetivo de preservar la salud de los empleados municipales y de los ciudadanos que hacen uso de los servicios de atención directa al público en instalaciones municipales.

Para llevar a cabo estas medidas el Ayuntamiento ha hecho una inversión inicial que supera los 30.500 euros, que se han destinado a la adquisición de material frente a la COVID-19 de manera que, por ejemplo, se han adquirido hasta el momento 65.200 mascarillas, 250 batas desechables o 180 mamparas de cristal con soporte para los puestos de trabajo. A esta cuantía hay que sumar los recursos extraordinarios destinados a limpieza y desinfección viaria, refuerzo de personal y limpieza en centros educativos, según ha informado el Consistorio en nota de prensa.

Estos han sido algunos de los datos ofrecidos en este encuentro celebrado en San Marcos en aras de la transparencia y gestión del Gobierno local frente a la crisis socio sanitaria. Así, la concejal Mar Álvarez ha explicado las diferentes medidas de protección en los puestos de trabajo, así como las medidas de protección individual que se han facilitado a todos los empleados públicos del Consistorio, como mascarillas, batas desechables en el área de Servicios Sociales, guantes para el personal del Cementerio Municipal, geles hidroalcohol o dispensadores de gel en todas las instalaciones.

La concejala de Régimen Interior también ha compartido con los componentes de este Comité de Salud Laboral que desde el Ayuntamiento se han realizado test PCR y pruebas serológicas a los empleados de los servicios esenciales, como son Policía Local, Bomberos y camposanto, mientras que las serologías se han realizado a todo el personal municipal, sin excepción.

Las medidas de seguridad y salud implantadas por el equipo de Gobierno han supuesto la certificación de espacios libres de COVID-19 a las instalaciones municipales, una certificación que, como ha explicado Mar Álvarez, se logra mediante una auditoría externa. Además, se han realizado reevaluaciones de todos los espacios en los que se han producido modificaciones relevantes, como puede ser la planta baja de atención al ciudadano para asegurar que se cumplen las medidas certificadas.

Además, el Ayuntamiento cuenta con una serie de protocolos de actuación frente a la COVID-19, como el de Servicios Sociales que regula y establece normas para las visitas domiciliarias, o el de gestión de contactos estrechos con positivos de COVID-19 en el ámbito laboral.

Formación al empleado, cita previa y máxima higiene y limpieza 

Para el buen desarrollo de la actividad laboral, como ha indicado la responsable política de Régimen Interior, se han llevado a cabo propuestas de formación para el personal a través de la Intranet, donde se han publicado diferentes informaciones relativas a la COVID-19, como la Guía de Buenas Prácticas en los Centros de Trabajo o la de recomendaciones para realizar un adecuado teletrabajo. Todo ello, junto a cartelería con la información de carácter general ya conocida, es decir, el uso obligatorio de mascarilla, distanciamiento interpersonal o lavado de manos.

Y es que como ha recalcado Mar Álvarez, dentro de la excepcionalidad de la situación han hecho "lo máximo por salvaguardar la seguridad y la salud de los trabajadores en todo momento", y prueba de ello es la higienización y limpieza de los espacios de trabajo, más exhaustiva y continuada por parte del servicio de limpieza, o la señalización de los espacios y la implantación del sistema de cita previa para atención al ciudadano.

Por último, la concejal ha recordado que a pesar de la situación, el Ayuntamiento ha realizado en tiempo y forma procesos selectivos como el de Policía Local, con la complejidad que ello conlleva en situación de pandemia, siempre con las medidas de seguridad y salud frente a la COVID-19, además de facilitar el teletrabajo y limitar en la medida de lo posible reuniones presenciales.

Compartir