DECISIÓN MUNICIPAL

Cerrojazo definitivo este miércoles al parking "ilegal" de Cuenca

Cuenca. Imagen de archivo Cuenca. Imagen de archivo

Este miércoles 15 de enero se cerrará la explanada de tierra ubicada detrás del edificio de Cáritas, entre el pasaje y la calle Antonio Maura, que se utiliza como parking "ilegal", con un vallado que colocará la empresa responsable del parking de Astrana Marín, en Cuenca.

Y es que el Ayuntamiento de Cuenca debe cumplir las condiciones que la anterior Corporación municipal del PP aprobó en Junta de Gobierno Local en la legislatura pasada, concretamente el 10 de octubre de 2017, para dar viabilidad al citado parking.

Fuentes del Consistorio conquense han indicado que se trata de "unas condiciones que nos vienen impuestas y que, como tal, estamos obligados a cumplir".

El objetivo del Ayuntamiento de Cuenca, ha informado en nota de prensa, es dotar de contenido esta parcela, poniéndola a disposición de los ciudadanos.

Valoración del alcalde

El alcalde de Cuenca, Darío Dolz, ha confirmado este martes que el Ayuntamiento vallará la explanada donde aparcan coches en la calle Antonio Maura -conocida como explanada de la antigua resinera- para evitar reclamaciones patrimoniales por parte de la empresa que ha construido el parking vecino de Astrana Marín.

Dolz ha asegurado que "no existe otra salida para evitar la reclamación patrimonial que ha presentado la constructora del parking", vallando así esta explanada que en torno a 200 conductores diarios utilizaban para aparcar sus vehículos.

Aunque se proceda al cierre de esta explanada, el regidor de la capital ha asegurado que otras explanadas cercanas como la del antiguo club Serranía -donde se instala cada martes el mercadillo municipal- "va a seguir abierta".

Preguntado por el futuro de los terrenos vallados ha dicho que "ya se estudiará", asegurando que son una "zona verde". Preguntado por posibles actos de vandalismo para cortar las vayas y que se puedan volver a meter los coches, Dolz ha asegurado que "será muy difícil poder cortar la alambrera que van a instalar".

Polémica

Por su parte, Cuenca En Marcha! ha denunciado este martes la que considera "una privatización encubierta de suelo público" en relación con los efectos de la apertura del parquin de Astrana Marín. Estas declaraciones se producen a raíz del anuncio del Ayuntamiento de que a partir de este miércoles día 15 la empresa concesionaria de la gestión del parking de Astrana Marín procederá a vallar la explanada situada al final de la calle Antonio Maura (junto a Cáritas) para evitar que puedan aparcar los vecinos.

Según ha recordado la concejala de Cuenca, En Marcha! en el Ayuntamiento conquense, María Ángeles García Jiménez, este terreno es de propiedad municipal y no tiene uso, pero el vallado del mismo forma parte del acuerdo de viabilidad firmado por la corporación municipal del PP en 2017 y que fue aprobado por PP, PSOE y Cs durante el pleno de marzo de 2018, según ha informado la confluencia en nota de prensa.

Por este motivo, García Jiménez ha considerado que el anuncio del Ayuntamiento, donde se señala explícitamente que se está dando cumplimiento al acuerdo de viabilidad firmado por el PP, es "una tomadura de pelo para la ciudadanía con la que pretenden echar balones fuera" porque, considera, "saben perfectamente que es un despropósito y que solo va a traer más caos y dificultades para la ciudadanía".

En este sentido, desde la confluencia municipalista han denunciado que la construcción del parquin de Astrana Marín ha sido "un error desde el minuto cero", ya que "jamás han tenido en mente solucionar la movilidad en la ciudad, sino enriquecer a unos pocos a costa de la gente corriente". García Jiménez ha asegurado que "el plan que incluye el parquin, el centro de convenciones y el hotel tiene padrinos políticos tanto en el PP como en el PSOE" y, por eso, "hay una hoja de ruta para privatizar de forma encubierta el suelo público que los dos partidos se encargan de llevar adelante". Junto a ellos, también ha destacado la "inestimable ayuda de Cuenca nos Une y Cs" como "muletas de PP y PSOE" para sacar adelante el proyecto.

Desde Cuenca, En Marcha! han lamentado que la planificación urbanística de la ciudad "siga en manos de cuatro caciques locales", algo que, han asegurado "es lo que ha dejado a Cuenca al final del pasillo, con 60 millones de euros de deuda y sin perspectivas de mejora a medio plazo".

En este sentido, han señalado que "absolutamente nadie cree que un parquin, un centro de convenciones o un nuevo hotel sean una prioridad para luchar contra la despoblación" y que, por eso, seguirán defendiendo en el Ayuntamiento "una ciudad que piense en las personas, en su movilidad y en su entorno".

Compartir
Update CMP